Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de las carreras no se renovarán hasta 2009

La mayoría de las titulaciones universitarias no se renovarán hasta el curso 2009-2010. Todas las carreras deberán estar adaptadas a los requerimientos del Espacio Europeo de Educación Superior en 2010. Varias universidades catalanas han avanzado en privado que no quieren apresurarse y esperarán hasta el último momento, ya que prefieren hacer una revisión a conciencia de los títulos y tener más tiempo para crear otros nuevos.

La comisionada de Universiades e Investigación, Blanca Palmada, se reunió ayer con los rectores para abordar los cambios. Está previsto llegar a un acuerdo sobre los criterios que regirán los cambios de las titulaciones a mediados de noviembre. Palmada también defiende que la adaptación a los requerimientos europeos arranque con un "conjunto limitado de titulaciones en el curso 20082009", según recalcó su departamento. Palmada calcula que en enero próximo pueden estar revisadas en torno al 20% de las titulaciones para que arranquen el curso que viene. El resto deberán esperar otro año.

Algunas titulaciones que ya se han adaptado a los nuevos requerimientos tendrán una "presencia preferente" de cara a la adaptación definitiva, según la Generalitat. El tiempo apremia porque las propuestas se deberán presentar al Consejo de Universidades estatal antes del 15 de febrero de 2008. Las titulaciones deben pasar dos filtros para garatizar su calidad: la de la agencia de calidad de la Generalitat y la de la agencia estatal.

Dinero pendiente

El Gobierno catalán no quiere empezar el proceso de adaptación con las titulaciones que deberán alargarse de tres a cuatro años por la incertidumbre sobre "cuál será finalmente la aportación que hará" la Administración central para afrontar el coste de este alargamiento.

El consejero de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, ya ha dicho que la Generalitat no debería asumir el coste de que todas las carreras que ahora se cursan en tres años (las diplomaturas) pasen a cursarse en cuatro debido a una norma aprobada por el Ministerio de Educación. El mayor coste que supondrá este alargamiento también preocupa a las universidades

En el caso de las ingenierías, el Gobierno catalán recomienda aplazar su reconversión hasta que se resuelvan "todos los aspectos que afectan a la regulación de estas titulaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 2007