Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inmigrantes de Bolivia tienen que pagar a la contratista 12.000 euros

Por acceder a un contrato legal en España están pagando un alto precio. Una empresa asturiana, Tablan Consulting SL, que trabaja como auxiliar de Metalships en la ría de Vigo, ha reclutado a decenas de trabajadores en Bolivia comprometiéndoles a firmar, en su país de origen y antes que su contrato laboral público, un "reconocimiento de deuda" en concepto de viaje, gestión de documentación, manutención y formación, en un estilo que, según CC OO, "recuerda las prácticas de las mafias de la prostitución".

Tablan Consulting ha contratado así, para trabajar en España, a un número de bolivianos que su gerente y portavoz, Pedro Terno, no ha querido precisar. Confirmó, no obstante, que en Metalships son 23, los cuales, según Ramón Sarmiento, responsable del sector naval de CC OO, fueron presionados por Tablan Consulting a pagar 12.468 euros antes de suscribir el contrato público que les permitía salir de su país y entrar en España con todos los requisitos legales.

"Las cosas se han sacado de contexto", aduce el gerente de Tablan Consulting. No todos los trabajadores bolivianos están en las mismas condiciones, según él, sino que se han considerado las situaciones particulares de cada uno, dándoles opción a recibir anticipos económicos, avales para alquiler de pisos, fianzas..., lo que explicaría los contratos de reconocimiento de deuda.

"Hemos pasado tres inspecciones que han certificado que todo es normal y los trabajadores están encantados", añade Terno. "Ahora, claro, están muy nerviosos con todo este lío que se ha montado, pero mañana [por hoy] estaré en Vigo y podremos aclararlo todo", afirmó.

Opacidad

Las denuncias de CC OO, sin embargo, señalan que la duplicidad documental da margen a un tratamiento opaco de la situación de los inmigrantes. Por una parte, el contrato de trabajo legal y público, con fecha de septiembre pasado, establece una duración indefinida. Los bolivianos lo firmaron después de aceptar, en Bolivia, los contratos de reconocimiento de deuda, que llevan fecha de julio.

En este contrato previo no se especifica el y se establece su duración en un año, renovable. Las gestiones realizadas por la empresa se cifran en 12.468 euros, que deben saldar los trabajadores en el plazo de un año.+

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007