Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore sacude a los escépticos

"Los políticos también son un recurso renovable", afirma el Nobel de la Paz

"Veo que en España todavía hay muchos escépticos que afirman que el cambio climático es un ciclo natural", afirmaba ayer en Barcelona Al Gore, premio Nobel de la Paz, en una conferencia ante un millar de empresarios que participan en el Inmas Foro. Es el aperitivo antes de recoger el próximo viernes el premio Príncipe de Asturias. Con una puesta en escena impecable, el predicador del cambio climático hipnotizó a la audiencia. La oscuridad, necesaria para proyectar imágenes de apoyo, le sirvió también para crear un ambiente mesiánico. "Hemos vencido al Japón imperial, a Hitler, hemos acabado con el segregacionismo, nos hemos cargado el comunismo ¿No podemos acabar con el cambio climático?". Es uno de sus momentos bañados de una euforia que dosifica para subrayar los mensajes, para seducir. Una frase provoca en el público encendidos aplausos: "Con tan sólo una semana del presupuesto de la guerra en Irak ayudaríamos a combatir el cambio climático".

BUZÓN DE LOS LECTORES
Envía tus comentarios sobre el tema a lectores@elpais.es

Tras una avalancha de datos científicos, afirmó que los que siembran el desconcierto tradicionalmente están relacionados con "grupos que contaminan mucho". Y añadió: "Los políticos también son un recurso renovable", antes de acabar su intervención.

El ex vicepresidente de Estados Unidos se mostró optimista: Advirtió que "España es el país europeo más vulnerable al cambio climático", aunque puede jugar un importante papel en el mercado energético, gracias al sol y el viento. Mostró datos que muestran que los periodos de sequía en España son cada vez más frecuentes: antes de los años 70 "los días de intervalo de lluvias eran de 50 días", en la actualidad "estos intervalos son de 60 días". Explicó que en un futuro el verano podría durar entre dos y cinco semanas más, lo que supondría una amenaza para el ciclo vital de multitud de especies como el águila imperial y el lince ibérico. "A Noé se le dijo que salvase las especies vivas, y hoy sigue siendo nuestra obligación". También recordó que el calentamiento de los océanos está detrás de las plagas de medusas de este verano en el Mediterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007