"Venga a pagar la multa del Pazo y las fiestas del Caudillo"

La operación para regalar el Pazo de Meirás al dictador se llevó a cabo "rematadamente mal". Los franquistas estaban muy disgustados por cómo se fraguó y financió el obsequio a su jefe de filas, según advierte el informe oficial elaborado al poco de instaurarse la dictadura. Dispararon las críticas "la forma de hacer la recaudación" del dinero entre todos los ayuntamientos y habitantes de la provincia de A Coruña. "Ha resultado que han contribuido al regalo, no los buenos españoles que le quieren, sino todos, buenos y malos, saliendo como es natural de estos últimos los disparates mayores y las censuras para quien lo merece todo", dice el teniente coronel en su escrito.

Y advierte que "lo mismo se ha hecho con los gastos originados por la visita del Caudillo" a A Coruña, en diciembre de 1938, para recibir en una pomposa ceremonia el pergamino de la donación del pazo. Miles de personas fueron movilizadas para aclamar al dictador en la visita de dos dias que comenzó en Santiago con la ofrenda al Apóstol y finalizó en Meirás. "Se llegó a oír en diversas ocasiones el siguiente comentario: 'Venga a pagar la multa del Pazo y las fiestas del Caudillo", relata el alto mando franquista. Y considera "lamentable que por llevar este asunto tan rematadamente mal se haya dado ocasión para hablar de esta manera".

La propia elección de las Torres de Meirás también molestó a los vencedores de la Guerra Civil. "Se propagó de rumor público que la insistencia en fijar ese edificio para la residencia obedecía a que así se favorecía a una entidad bancaria [Banco Pastor] por el hecho de tener una hipoteca sobre la finca", suscrita, antes de la venta, con las herederas de Emilia Pardo Bazán.

Uno de los fundadores de la entidad, Pedro Barrié de la Maza, fue uno de los principales promotores del suntuoso regalo a Franco. Y este informe oficial sobre la adquisición del pazo incluso relaciona el interés del banquero con "el precio excesivo de 415.000 pesetas que se dice importó la compra".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS