Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS VEINTISIETE PACTAN EN LISBOA LAS NUEVAS REGLAS PARA GOBERNAR EUROPA

La UE zanja su crisis más grave al aprobar un tratado rebajado

Brown apuesta por Blair para presidir el Consejo, y Sarkozy, por Juncker - Zapatero destaca que España es el país que más eurodiputados gana

Europa tiene ya unas nuevas reglas para gobernarse, el Tratado de Lisboa, y los Veintisiete tienen prisa por ratificarlas para zanjar la crisis más grave sufrida por la Unión en las últimas décadas. El nuevo tratado, pactado en la madrugada de ayer en la capital portuguesa, entrará en vigor en enero de 2009. Criticado por ser farragoso y sólo apto para juristas y expertos, supone una rebaja con respecto a la frustrada Constitución de la UE aprobada en 2004. El último escollo para el nuevo tratado fue la distribución de escaños en la Eurocámara. España, con cuatro más (54), es el país que más gana, como subrayó el presidente Zapatero.

MÁS INFORMACIÓN

"Lo único que se entiende es la Carta de Derechos Fundamentales", opinó el eurodiputado socialista y ex presidente del Parlamento Enrique Barón. No fue el único que expresó esta idea, pero al final todos valoraban el hecho de haber puesto fin a la crisis institucional abierta tras los noes francés y holandés a la Constitución europea. El más eufórico fue probablemente el primer ministro portugués y presidente de turno de la UE, José Sócrates: Europa sale de Lisboa con la confianza para "liderar el debate sobre la globalización".

El tratado abre la carrera para ocupar el nuevo puesto de presidente estable del Consejo, que ostentará el cargo durante dos años y medio, renovables. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, abogó sobre todo por el luxemburgués Jean-Claude Juncker, sin olvidar al británico Tony Blair, que cuenta con el apoyo de su sucesor como primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown.

Nadie piensa esta vez en las urnas para ratificar el tratado. Por el contrario, los Veintisiete desean una ratificación parlamentaria inmediata para "pasar página" cuanto antes de la crisis. Fuentes diplomáticas españolas subrayaron que es muy difícil que España ratifique el tratado durante esta legislatura.

El presidente español se mostró especialmente satisfecho. España es el país que gana más escaños en la Eurocámara -cuatro, con lo que sumará 54-, lo que, a su juicio, corrige la situación que dejó José María Aznar en la cumbre de Niza, en 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007