Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Regàs vuelve a cargar contra el ministro

La ex directora de la Biblioteca Nacional Rosa Regàs señaló ayer que desde el primer momento se supo que el principal sospechoso era César Ovilio Gómez Rivero, pues había sido el único investigador capaz de consultar los libros esquilmados. Según Regàs, Gómez Rivero había obtenido el carnet de investigador en febrero de 2004, como ciudadano argentino, y lo renovó en 2007 como cubano. "Al parecer, entretanto también había tenido la ciudadanía uruguaya y, de hecho, publicó un libro en Uruguay en cuya portada aparecía un mapa de Ptolomeo".

Regàs agregó que ella no quería hacer público el robo, porque según explicó estaba convencida de que el investigador volvería a la biblioteca y de esa forma podrían cogerlo in fraganti. "Si dimití no fue por el robo, que es algo que pasa en todas las bibliotecas del mundo, aunque generalmente no se publicita, sino porque el ministro me obligó a hacerlo público", afirma. "Informamos al ministerio del robo y al día siguiente el ministro me hizo ir a Madrid para obligarme a dar la noticia a la prensa, algo que yo consideraba una irresponsabilidad. Así lo hice y acto seguido presenté mi dimisión. Por eso, y por la bronca que me metió acusándome de no haber hecho nada durante estos años en la biblioteca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007