Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Militares de EE UU aseguran que Al Qaeda en Irak está derrotada

Algunos altos mandos proponen proclamar la victoria para reforzar la moral de las tropas

Estados Unidos ha asestado un golpe devastador y quizá irreversible a Al Qaeda en Irak, según los expertos militares consultados por The Washington Post. Esta creencia, acentuada en los últimos meses, acarrearía la intención por parte de algunos generales de declarar una victoria sobre el grupo terrorista. Sin embargo, el periódico deja clara la existencia de un debate, tanto dentro de la Casa Blanca como en las altas esferas militares, presidido por la prudencia. Para algunos, cantar victoria supondría un estímulo para las tropas. Otros consideran que podría acarrear dificultades para EE UU.

Según un alto cargo del espionaje estadounidense -citado por el Post pero protegido por el anonimato-, "este anuncio es prematuro". A pesar de que se han dado avances, AQI (como se conoce a "Al Qaeda en Irak") sigue teniendo "capacidad de sorpresa y de efectuar ataques de envergadura", explica la fuente, que recuerda que anteriores periodos de euforia, como el vivido tras la muerte del fundador de la red en Irak, Abu Musab al Zarqaui, en un ataque aéreo de Estados Unidos no sólo se probaron erróneos, sino que fueron seguidos de represalias por parte de la organización terrorista.

The Washington Post titula que Al Qaeda "está tocada", pero a continuación matiza que no son ni uno ni dos los altos cargos que advierten de su "resistencia". Con todas las cautelas, el periódico expone las razones que apuntan a considerar una victoria norteamericana sobre el grupo de Bin Laden.

La primera, el hecho de que los ataques suicidas se han reducido casi a la mitad: de 60 en el mes de enero a menos de 30 en julio. La segunda, el efecto dominó que han tenido las detenciones durante el verano de líderes de Al Qaeda en Irak, que han llevado a otros arrestos. La tercera y última, aunque no se aporta razón de ella, la disminución de yihadistas que cruzan la frontera de Siria con Irak para unirse a la causa.

Por su parte, la revista US News and World Report recoge también un descenso de muertes en el teatro de operaciones iraquí. El Gobierno de Irak cifraba en 827 los muertos civiles y militares, dato que, aunque alto, se sitúa en menos de la mitad de las bajas reportadas en agosto y el nivel más bajo durante todo lo que va de 2007. Las muertes de soldados de Estados Unidos ascienden a 66 en el pasado septiembre, el número más bajo desde agosto de 2006.

Los expertos militares buscan el porqué y se preguntan si la tendencia durará. Para las fuentes consultadas por The Washington Post, la respuesta está en el despliegue de nuevas fuerzas (el famoso surge de George W. Bush). Además de un mayor número de tropas, establecer guarniciones de soldados en puntos concretos de la capital, Bagdad, en las que los soldados están presentes 24 horas al día, ha aumentado la confianza de la población, según un mando militar que no desea ser identificado. Esta confianza ha resultado en denuncias sobre depósitos de armas de la insurgencia.

Visiones pesimistas

Pero por cada noticia de éxito sobre Al Qaeda suele llegar también otra acompañada de sangre. A pesar del aumento de asesinatos y capturas de miembros de Al Qaeda, el teniente general Raymond Odierno, citado por The Washington Post, recuerda pesimista que con "sólo tres personas" se puede preparar y detonar un coche bomba que "matará a miles".

Sin embargo, el general Stanley McChrystal, jefe del Comando de Operaciones Especiales Conjuntas en el país árabe y máximo promotor de la proclamación de la victoria sobre el grupo terrorista, declara en The Washington Post que cree que la organización de Al Qaeda en Irak "está acabada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 2007