Zapatero cerrará el paso a Ibarretxe para neutralizar los ataques del PP

El 'lehendakari' pedirá en La Moncloa un gesto si el presidente repite en 2008

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, recibirá mañana un no sin paliativos cuando acuda a La Moncloa con el plan soberanista que expuso en el Parlamento vasco el 28 de septiembre. "Debe tener claro que su propuesta es ilegal desde la raíz", aseguran fuentes gubernamentales. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, no quiere dejar ningún resquicio que permita a Ibarretxe seguir adelante con su proyecto y al PP acusarle de tibieza frente a un órdago inconstitucional a sólo cinco meses de las elecciones.

Ibarretxe no urgirá a Zapatero a que le dé una respuesta a su plan. "Se conformaría con que reconociera el derecho [de los vascos a decidir], por ejemplo, en el debate de investidura, si gana las próximas elecciones generales", señalan fuentes nacionalistas.

Lo que busca Ibarretxe es un gesto similar a la declaración de Downing Street, que en 1993 permitió el arranque del proceso de paz en Irlanda del Norte. Ayer, en un intento de rebajar la tensión, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, aclaró que Ibarretxe es consciente de que no tiene competencias para convocar un referéndum y "va a respetar el Estado de derecho".

Sin embargo, Zapatero no dará ninguna esperanza a su huésped, descartará cualquier tipo de negociación y le pedirá lisa y llanamente que retire su plan, ya que es ilegal "de la A a la Z". Si sigue adelante, será bajo su responsabilidad y la única respuesta que encontrará la darán los tribunales, aseguran las mismas fuentes.

Los socialistas creen que el verdadero objetivo del lehendakari es asegurarse su candidatura en las próximas elecciones autonómicas y atraerse los votos de la izquierda abertzale, que no podrá presentarse a las urnas. "Es una OPA hostil a Batasuna", afirman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50