Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperado material radioactivo en una fábrica de Salamanca

El Consejo de Seguridad Nuclear investiga el incidente, el más grave desde 2005

La fabrica pública de combustible nuclear de Juzbado, en Salamanca, encontró el pasado miércoles fuera de la nave de fabricación y fuera de control un grupo de pastillas de uranio. El Consejo de Seguridad Nuclear y la Guardia Civil investigan el incidente, el más grave desde 2005, para averiguar cómo salió la pastilla en una planta de máxima seguridad. El material cerámico que recubre el uranio impidió los riesgos para la salud.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) anunció ayer que la empresa Enusa Empresas Avanzadas SA le ha informado del suceso y que "el incidente ha consistido en el hallazgo fuera de la nave de fabricación, pero dentro de la propiedad de su titular, de un pequeño frasco que contenía pastillas de combustible". Enusa es una empresa pública (el 60% de la SEPI y el 40% del CIEMAT) de la que este diario intentó ayer, sin éxito, obtener su versión.

La empresa de Juzbado convierte el uranio en combustible nuclear. Este combustible, radiactivo durante miles de años, genera una gran cantidad de energía luego en las siete centrales nucleares españolas. El uranio está encapsulado en unos materiales cerámicos que impiden la salida de la radiación. "El hecho no ha supuesto ningún riesgo radiológico, ya que el material se encontraba en forma de pastillas cerámicas que no son dispersables y el frasco que las contenía estaba cerrado", según el CSN.

Aun así, el CSN ha calificado inicialmente el hecho como nivel 1 en la escala de sucesos (el cero es el menor, hasta el siete, catástrofe total). Este es el incidente más grave desde el que tuvo lugar el 18 de noviembre de 2005 en la central nuclear de Garoña (Burgos).

La empresa ha denunciado el hecho ante la Guardia Civil que, junto al CSN, ha iniciado una investigación. El consejo ha enviado a Salamanca a sus inspectores para investigar lo sucedido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2007