Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La 'revolución azafrán'

Violencia por satélite

Científicos de EE UU confirman la quema de 18 aldeas

Imágenes de alta resolución obtenidas por satélites comerciales han confirmado las denuncias realizadas por grupos de derechos humanos de que los militares birmanos han quemado pueblos y ordenado la recolocación de miles de civiles en el este de Myanmar, informó ayer en Washington la Asociación Estadounidense para el Desarrollo de la Ciencia (AAAS, en sus siglas inglesas).

"Hemos encontrado evidencias de que 18 aldeas han desaparecido del mapa", asegura Lars Bromley, uno de los investigadores de la asociación. "Teníamos informaciones desde finales de abril de que varias aldeas [de la etnia] karen habían sido quemadas. Hemos sido capaces de identificar grandes quemaduras en el suelo del tamaño de una casa", añade.

"Si nos informaban [las ONG] de que algún ataque había destruido una o varias aldeas, cotejábamos las imágenes anteriores a ese ataque con las nuevas", dice Bromley. "Escrutábamos literalmente cada centímetro del terreno en busca de indicios de su desaparición".

En estas búsquedas, los científicos de EE UU han encontrado también pruebas de deportación de civiles, que son arrancados de sus casas de la selva (donde opera la guerrilla karen) y trasladados a construcciones en zonas bajo control militar. "En una zona alrededor de un campamento militar hemos comprobado que los habitantes de 31 aldeas han estado viviendo en él durante cinco años y medio".

La Asociación Estadounidense para el Desarrollo de la Ciencia ha empleado en esta investigación la misma tecnología que le ha permitido documentar la destrucción de la región de Darfur, en Sudán, y en Zimbabue.

Bromley asegura que los datos por satélite no están suficientemente avanzados para descubrir una aldea cuando está siendo quemada. La asociación estadounidense trabaja desde 2006 con tres grupos de derechos humanos de Myanmar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007