Los 'papeles de Crawford'

Rajoy admite, tras conocer las actas de Aznar, que la guerra se hizo sin resolución de la ONU

El PP cambia su doctrina sobre la intervención bélica para rectificar lo que defendió durante años

Mariano Rajoy dio un ayer giro de 180 grados a la doctrina de su partido sobre la guerra de Irak. Hasta ese momento, el PP había defendido siempre que la invasión tenía "el amparo de la legalidad internacional" porque la resolución 1.441 de la ONU, apoyada por todos los países, permitía el ataque. Esta tesis siempre fue discutida por los socialistas y por países como Alemania o Francia, que no apoyaron la guerra y criticaron que se hiciera sin amparo de la ONU.

El líder del PP subraya que el ataque a Kosovo tampoco tuvo respaldo de Naciones Unidas
Más información
Acento tejano
Maniobras para la invasión
"No conocía la brutalidad con la que Bush advirtió a Chile"

En una entrevista en Cuatro, apurado por varias preguntas sobre las actas de la reunión entre José María Aznar y George Bush, Rajoy admitió ayer: "Hay una diferencia sustancial, sólo hay una [entre las misiones en Irak y en Afganistán]. Y es que en Irak se fue sin resolución de Naciones Unidas y en Afganistán se fue con resolución de Naciones Unidas".

En el caso de Irak, añadió, "después hubo una resolución ya apoyando lo que se hizo. La única diferencia que hubo fue que en el caso de Irak fueron sin resolución de Naciones Unidas y en Afganistán con resolución". Ante la sorpresa de la periodista, que le remarcó que la diferencia no es pequeña, Rajoy sentenció: "Pero es que no es la primera vez que ocurre. En Kosovo, cuando el secretario general de la OTAN era Javier Solana, fuimos también sin resolución, porque íbamos a defender unos valores y unos principios".

Después defendió a Aznar. "Las decisiones se toman con los datos que tienes en cada momento. Todo el mundo decía que había armas de destrucción masiva en Irak, y, con base en la información disponible, se decidió intervenir".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta última parte pertenece a la tesis oficial del PP, pero no la primera. El propio ex presidente Aznar, a pesar de que buscó hasta el último minuto una nueva resolución, fue quien con más insistencia repitió en el Congreso que la 1.441 ya amparaba la invasión. El día que comenzaron los bombardeos, el 20 de marzo de 2003, Aznar fue tajante: "El régimen iraquí ha consumado su desafío a la legalidad, ignorando las obligaciones de desarme exigidas por las Naciones Unidas durante doce años, hasta la Resolución 1.441 del Consejo de Seguridad aprobada hace casi cinco meses", dijo en una declaración institucional en La Moncloa. La ofensiva, insistió, respeta la "legalidad internacional en su espíritu y en su letra", recordando los precedentes existentes "cuando la comunidad internacional, ante el dilema de quedar paralizada o actuar, decidió frenar el genocidio y la violación sistemática de los derechos humanos y de los principios de convivencia entre las Naciones".

Sólo dos días antes, en el Congreso, Aznar y Zapatero habían mantenido un intenso debate por el empeño del entonces presidente y líder del PP en defender que, aunque el Gobierno prefería que hubiera una segunda resolución para evitar la fractura de la comunidad internacional -Francia y Alemania rechazaban la guerra-, la 1.441 amparaba cualquier ataque.

"Usted sabe que la resolución 1.441 no permite atacar Irak", le espetó Zapatero. Aznar le contestó: "Los que hemos manifestado y defendido este proceso en el marco de las Naciones Unidas, hemos trabajado por él y hemos dicho que hay una base legal desde 1990 hasta el momento somos nosotros, y el que lo ha negado sistemáticamente ha sido usted. Esto viene, legalmente, desde 1990, y esto termina con la resolución 1.441. Cuando se amenaza con la utilización del veto que sus señorías antes criticaban se hace imposible la adopción de una nueva resolución. Pero la base legal establecida para las resoluciones de las Naciones Unidas es la base legal que se conoce y que está establecida aquí", insistió una y otra vez.

El propio Rajoy, en una intervención en el Congreso de mayo de 2003, afirmó: "Creemos, y lo hemos dicho en ochenta y una ocasiones en esta Cámara, que ésta es una decisión legal".

Hasta ahora, nadie en el PP había rectificado esa postura. Algunos dirigentes, un tanto sorprendidos por el cambio de rumbo de Rajoy, señalaron ayer que podía ser un lapsus, y que quería decir que a Irak se fue sin una segunda resolución de la ONU.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS