_
_
_
_

Los ecologistas piden abrir las jaulas de los pájaros de La Rambla

El Ayuntamiento y los comerciantes reanudan las negociaciones

Los movimientos ecologistas internacionales, encabezados por la asociación Anima Naturalis, han irrumpido con fuerza para pedir la libertad de los pájaros y otros animales que se venden en las tiendas de La Rambla de Barcelona. La movilización amenaza con complicar las negociaciones que Ayuntamiento y comerciantes reabrirán antes de dos semanas, según aseguró ayer un representante del Instituto Municipal de Mercados.

"No a la venta de animales en La Rambla". Éste es el titular de una octavilla, escrita en inglés y en castellano, que desde hace aproximadamente dos meses la organización internacional Animana Naturalis reparte todos los jueves ante los puestos de animales de La Rambla de Barcelona. La organización, implantada en numerosos países de América Latina, está vinculada a la plataforma PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), una asociación fundada en 1980 en Estados Unidos con sucursales en todo el mundo y que cuenta con importantes recursos económicos que aportan sus más 850.000 socios, entre ellos la actriz Pamela Anderson.

"Las jaulas de los animales de las Ramblas incumplen todas las ordenanzas municipales; viven en espacios muy reducidos, sometidos a la intemperie y la contaminación acústica. Pero el futuro que les espera, una vez vendidos, no será mucho mejor, ya que serán abandonados o maltratados. Por eso pedimos el cese de la venta de animales en la Rambla", afirma Aida Gascón, 23 años, coordinadora de Anima Naturalis.

La movilización de estos ecologistas amenaza con complicar las negociaciones que desde hace meses llevan a cabo representantes del Ayuntamiento con los portavoces de los 11 puestos de pájaros del paseo. Estas negociaciones, que quedaron interrumpidas el pasado mes de mayo a raíz de las elecciones municipales, se reemprenderán en las próximas dos semanas, según aseguró un portavoz del Ayuntamiento.

"Las manifestaciones callejeras son una mala solución. Hay que abordar el tema de venta de los pájaros en la Rambla con serenidad, tratando de respetar los derechos de unos comerciantes que desde hace 150 años venden animales en la Rambla. Si incumplen las ordenanzas, ellos están dispuestos a adecuar sus tenderetes", asegura Manuel Ripoll, director del mercado de la Boqueria, del que dependen los puestos de La Rambla.

La polémica no parece inquietar al concejal Jordi Williams, responsable del Instituto Municipal de Mercados, que ha pedido tiempo para estudiar el caso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_