Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Belacqua recupera 'Cent anys de solitud' casi cuatro décadas después

Gabriel García Márquez vivía en Barcelona y le hacía ilusión ver su ya exitosa novela en la otra lengua de la ciudad. Avel.lí Artís Gener, Tísner, ya había regresado de su exilio en México. Allí conoció a Gabo. Por otro lado, también había tratado a Antoni López Llausàs, el fundador de Sudamericana (que había editado el libro) y de Edhasa. Tísner era, pues, el hombre ideal para verter al catalán Cien años de soledad, que publicó Edhasa en 1970 y que 37 años después recupera Belacqua.

De Cent anys de solitud sólo se hizo una edición, de 2.902 ejemplares, aunque en el colofón de estos hoy volúmenes de coleccionista consta la cifra de 3.000. Su precio rondaba las 180 pesetas, el equivalente a 20 euros actuales, casi el precio (19 euros) al que lo venderá Belacqua a finales de mes.

La edición de Edhasa estuvo viva hasta 1980 y generó cierta polémica sobre si debía haberse traducido. "Creo que el mercado de consumo del libro en catalán ha cambiado radicalmente desde entonces", asegura Pere Sureda, director editorial de Belacqua, que imprimirá 4.000 ejemplares del libro, que mantiene el prólogo original de Tísner. De la traducción sólo se han cambiado "cuatro palabras anacrónicas". El propio García Márquez ha dado el beneplácito a la portada, ilustrada con un cuadro de Henri Rousseau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007