ANV rechaza condenar el secuestro de una familia por ETA

El Ayuntamiento de Orio (Guipúzcoa) aprobó ayer, con el apoyo de todos los grupos menos ANV, que se abstuvo, una declaración institucional en la que exige a ETA que ponga fin al terrorismo. El texto muestra el "apoyo y solidaridad" de la corporación con el matrimonio residente en la población que fue retenido, junto con su hijo de cuatro años, entre el viernes y el lunes pasados por un comando de ETA en la región francesa de Las Landas. Los terroristas robaron su furgoneta para usarla en el frustrado atentado de Castellón.

El alcalde de Orio, el peneuvista Jon Redondo Lertxundi, llevó el miércoles un escrito a la Junta de Portavoces local tras lo sucedido a sus convecinos. ANV pidió tiempo para estudiarlo, por lo que se convocó una nueva reunión de la junta para ayer. Forman el consistorio cuatro ediles peneuvistas, tres de ANV, dos de EB-Aralar, uno del PSE y otro de EA.

En esta segunda reunión, ANV presentó un escrito alternativo que ni se llegó a aceptar ni votar, mientras que el PSE presentaba otro que luego retiró. Finalmente, se sometió a votación el texto del alcalde, que contó con el respaldo de todos los grupos y la abstención de ANV. Redondo mostró luego su pesar por que la formación de la izquierda abertzale no haya sido "capaz" de condenar los hechos.

La declaración institucional recalca que la banda "ha vulnerado gravemente los derechos humanos de una familia inocente" y exige a ETA que deje a la sociedad vasca y a sus representantes buscar la solución desde vías democráticas".

El texto de ANV proponía que el Ayuntamiento mostrase su "solidaridad" y ofreciera su "ayuda" a la familia y que se manifestara en contra de todas las iniciativas que "vulneran los derechos civiles y políticos". Además, reclamaba a todos los agentes que reimpulsen la "negociación política entre ETA y el Gobierno" y pedía que el consistorio expresase su apuesta por "los principios democráticos y el respeto de la voluntad" de los vascos.

[La presidenta de EA, Begoña Errazti, mantuvo ayer el enfrentamiento con sus socios peneuvistas en el Gobierno vasco y aseguró en un mitin en la localidad guipuzcoana de Zarautz que "el PNV no tiene la exclusiva del pensamiento nacionalista vasco". Para Errazti, la "reacción desproporcionada" del PNV y su presidente, Josu Jon Imaz, a las críticas que le ha hecho este verano EA, "demuestra su concepción patrimonial del país, hoy dominada por una visión cortoplacista y orientada únicamente a mantener la cuota de negocio"].

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50