Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Euríbor llega al 4,66% tras encadenar casi dos años de subidas consecutivas

Las hipotecas que se actualicen con el dato de agosto se encarecerán una media de 90 euros

La vigesimotercera subida consecutiva del Euríbor ha provocado el 23º susto consecutivo a las economías familiares. El índice al que están referenciadas en España la mayor parte de hipotecas a tipo variable ha escalado en el mes de agosto hasta el 4,665%, más de un punto por encima del nivel de hace un año. El Euríbor se sitúa así en su punto más alto desde diciembre de 2000. Las familias que actualicen su préstamo para la vivienda con el dato de agosto se encontrarán con una cuota media de 896 euros al mes, 90 más que un año antes.

El Euríbor ya está en el nivel más alto de esta década. Hay que remontarse al año 2000 para superar el nivel de agosto. Este 4,665% es todavía provisional, a falta de que se publique la cifra de hoy, que puede hacer bailar el resultado final alguna milésima arriba o abajo.

Si hace un año la hipoteca media -que el Instituto Nacional de Estadística calcula en 150.815 euros a pagar en 25 años, con un diferencial del 0,5%- estaba en 805 euros, en septiembre llegará a los 896, lo que supone 91 más.

El aumento de este mes se ha producido por dos efectos conjuntos. Los problemas de las hipotecas de alto riesgo en EE UU ha propagado el miedo de que se desencadene una crisis de liquidez en los mercados financieros, lo que ha provocado un aumento del precio al que los bancos se prestan dinero, que es, en definitiva, lo que marca el Euríbor.

Por otra parte, las insinuaciones del Banco Central Europeo (BCE) de que mantiene su intención de subir el 6 de septiembre los tipos de interés oficiales del 4% al 4,25% también han impulsado al alza el Euríbor. Así, el BCE emitió un comunicado el pasado 23 de agosto en el que decía que se mantenía su política monetaria a pesar de la crisis de las hipotecas subprime. Todos los analistas interpretaron esta frase como confirmación de la subida de tipos, lo que empujó el Euríbor diario a su mayor salto en un solo día de los últimos dos años. Desde entonces, el índice ha cedido 34 milésimas, cerrando ayer al 4,757%. Con la media aritmética del Euríbor de todos los días del mes se halla el Euríbor hipotecario, que es el que sirve de referencia para calcular lo que paga cada familia por su vivienda.

El presidente del BCE prefirió el 27 dejar todas las puertas abiertas. Desde Budapest, Jean-Claude Trichet matizó sus palabras al reconocer que las tormentas financieras de agosto habían cambiado el panorama y que la decisión final sobre los tipos de interés no está tomada. Estas palabras contribuyeron a la ligera bajada del Euríbor.

La enésima subida de las hipotecas cae sobre mojado. Porque las familias ya están endeudadas hasta las cejas, como ayer puso de manifiesto un informe de Caixa Catalunya. Según este documento, la tasa de endeudamiento de los españoles llegó en 2006 al 115% de su renta disponible, frente al 70,7% que contabilizaban seis años antes. Además, la riqueza financiera de los hogares (esto es, la diferencia entre los activos financieros de las familias y su endeudamiento) ha pasado del 146% de la renta bruta disponible en 2000 al 128% de 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007