Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Derechos Humanos dice que no se investiga el maltrato en las cárceles

Catorce presos denunciaron a funcionarios de prisiones en 2006

La Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) se quejó ayer de la ineficacia de los órganos judiciales a la hora de investigar las denuncias de torturas y malos tratos en los centros penitenciarios. En 2006 sólo se condenó a un funcionario de prisiones en Andalucía por este tipo de hechos, lo que, según la Apdha, significa que no se investiga suficientemente. Sin embargo, ese mismo dato sirve para que Instituciones Penitenciarias niegue que la tortura exista en las cárceles.

Catorce presos recluidos en Andalucía denunciaron malos tratos de los funcionarios penitenciarios durante el pasado año, según el informe elaborado por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, que agrupa a varias organizaciones no gubernamentales. Pero sólo un funcionario de Granada fue condenado. Los responsables penitenciarios consideran que esta única condena confirma que los malos tratos son algo inexistente en las prisiones. Pero para la Apdha ese mismo dato indica que los casos no se investigan suficientemente. Añaden que esa única condena se produjo gracias a la implicación personal en el caso del responsable de la prisión de Granada.

Valentín Aguilar, vocal de prisiones de la asociación en Córdoba, se quejó ayer de la "ineficacia de los procedimientos judiciales establecidos" para investigar este tipo de casos. En la cárcel de Córdoba, ocho reclusos denunciaron torturas o tratos denigrantes durante el año pasado. Seis han sido archivadas y otras dos, según Aguilar, van camino de acabar igual. La Apdha afirma que ni los fiscales ni los juzgados han hecho nada por investigar las denuncias y que no se ha llamado a declarar a los funcionarios supuestamente implicados. Además, según Aguilar, los exámenes forenses se realizan "cuando han pasado muchas semanas".

La directora de la prisión de Córdoba, Ana Martín, admitió ayer que hay "denuncias en este sentido" en el centro que dirige. Sin embargo, negó que haya torturas. "La prueba es que no existen sentencias condenatorias", añadió. Martín sostuvo que los presos disponen de los mecanismos legales para no caer en la indefensión. Se pueden dirigir al juez de vigilancia penitenciaria o al de guardia. Pero, según la Apdha, estos dos órganos tienden a dar por buena la versión del funcionario.

Por otro lado, la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias, el sindicato Acaip, alertó ayer de un supuesto intento de motín registrado el pasado lunes en la cárcel de Córdoba. En un comunicado, este sindicato indicó que cuatro funcionarios resultaron heridos con contusiones y hematomas tras ser agredidos por varios internos. Cuatro reclusos fueron sometidos al régimen de aislamiento tras los disturbios y los funcionarios lesionados fueron atendidos por los servicios médicos del propio centro penitenciario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de agosto de 2007