Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frontex ya no vigila la zona

La agencia Europea de Fronteras (Frontex) ha interrumpido su misión en aguas maltesas ante la falta de los medios que deben proporcionar los países miembros de la Unión, según la Comisión Europea. La misión de Frontex en Malta, como la de Canarias, pretende interceptar las embarcaciones cargadas de inmigrantes sin papeles antes de que toquen suelo europeo.

"Hemos tenido que suspender la misión Nautilus II en aguas del sureste mediterráneo", indicó un portavoz de la Comisión Europea. La UE había fijado la fecha del 27 de julio para la finalización de la primera fase de la misión. "Si hubiéramos tenido más recursos, hubiéramos continuado". La portavoz de Frontex, la agencia con sede en Varsovia, explica que están en contacto con los Estados miembros de la UE "para pedirles que aporten medios" y que, en cualquier caso, piensan reanudar la misión Nautilus este verano.

"Desgraciadamente, por el momento no estamos en condiciones de garantizar misiones de Frontex permanentes", añadió el portavoz del Ejecutivo comunitario, quien, sin embargo, aclaró que la misión Canaria Hera, que comenzó el pasado 12 de julio, no se verá afectada por la falta de medios.

Con Hera, Frontex trata de interceptar barcos clandestinos procedentes de Mauritania y Senegal para devolver a los inmigrantes a sus países de origen.

Bruselas pretende que a partir de 2008 las patrullas en el Mediterráneo funcionen de forma permanente.

Según el recuento de la Comisión Europea, la misión Nautilus contaba con dos helicópteros, tres aviones, cinco embarcaciones y varios expertos. Alemania, España, Francia, Grecia, Italia y la propia Malta son los países que habían puesto estos medios a disposición de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de agosto de 2007