Antoni Bernabé critica las trabas del PP a la política del agua

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, defendió ayer en un comunicado la política hídrica del Gobierno central en la autonomía. Sus declaraciones constituyen la respuesta a las últimas demandas de infraestructuras por parte del Partido Popular (PP), al que acusó de mentir y de poner trabas a "cualquier gestión" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Bernabé aseguró que el Gobierno socialista ha alcanzado en tres años de mandato una situación "muy por delante de lo que hizo el Partido Popular durante ocho años". Informó de que la Administración central ha invertido más de 3.000 millones de euros para solucionar la falta de agua y que el programa Agua del Ministerio de Medio Ambiente permitirá este año a la Comunidad Valenciana disponer de 356,5 hectómetros cúbicos más. "Mucho más de lo que hubiera traído el trasvase del Ebro", señaló Bernabé, que lo definió como "una invención" y aseguró que "no tuvo el respaldo de las instituciones europeas porque no era viable ni económica ni ambientalmente".

El delegado se refirió a la "persistente aunque inútil" acción del Consell contra la desaladora de Torrevieja (Alicante), después de que el proyecto haya recibido el apoyo de la Unión Europea y del Tribunal Constitucional. El portavoz del Consell Territorial del PSPV-PSOE, Carlos González, consideró ayer en otro comunicado "ilegítimos y arbitrarios" los "obstáculos" de la Generalitat a la desaladora ante su negativa de autorizar los vertidos. El portavoz aseguró que la decisión no se fundamenta en ninguna norma jurídica, sino en "la obsesión del PP en que no prospere el plan Aqua".

Cinco millones al día

Antoni Bernabé afirmó que la inversión en infraestructuras del Gobierno es de cinco millones de euros al día, "una media anual del doble" de la realizada por los populares. Afirmó que nunca ningún gobierno había invertido "más y mejor en la Comunidad". Señaló que ya están licitadas o puestas en marcha las obras del AVE Madrid-Valencia y recordó otros proyectos como la inversión en trenes de cercanías, el proyecto de la autovía Mudéjar para conectar Valencia y Castellón con Aragón o la ampliación del Aeropuerto de Valencia. El delegado aconsejó al PP que colabore con la Administración central, en lugar de criticar los proyectos puestos en marcha y recurrir a "la estrategia de la manipulación".

El portavoz del comité de campaña del Partido Popular valenciano, David Serra, aseguró ayer en una nota de prensa que las políticas del Gobierno central sobre el abastecimiento de agua "no han traído ni un sólo hectómetro más en cuatro años" y que "las pocas obras que han inaugurado son heredadas de la gestión del PP". Serra afirmó que política hídrica de los socialistas se basa en soluciones desmesuradas, tomadas de forma unilateral e improvisadamente, "como la desaladora de Torrevieja".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS