Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU certifica que Corea del Norte ha paralizado su principal central atómica

El Baradei califica el paso de "muy importante", pero advierte de que "queda mucho por hacer"

Corea del Norte ha dado un paso crucial para poner fin a su programa de armas nucleares. Los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) han verificado que el Gobierno de Kim Jong-il ha paralizado la central nuclear de Yongbyon -en la que produce plutonio de uso militar-, según dijo ayer Mohamed el Baradei, director de la agencia atómica de la ONU. El Baradei calificó el paso de "muy importante", pero advirtió de que "aún queda mucho por hacer". La siguiente etapa, dijo, será comprobar el cierre de las demás instalaciones del complejo nuclear.

"Nuestros inspectores están allí, y ayer verificaron el cierre del reactor", dijo el responsable de la agencia atómica de la ONU, en Bangkok, adonde acudió para participar en un acto organizado por el Ministerio de Ciencia tailandés.

A cambio de la clausura de Yongbyon, Corea del Norte ha recibido los primeros suministros de petróleo, según los términos acordados el pasado 13 de febrero, cuando aceptó poner fin a su programa de armamento atómico a cambio de energía, alimentos y otras ayudas. El sábado pasado llegó un primer envío de 6.200 toneladas de petróleo, y ayer salió un segundo de 7.500 toneladas procedente también de Corea del Sur, según señaló el Ministerio para la Unificación, con sede en Seúl.

El pacto alcanzado en febrero en Pekín, en el marco de las negociaciones a seis bandas -en las que, además de las dos Coreas y EE UU, participan China, Rusia y Japón-, estableció que Pyongyang recibiría 50.000 toneladas de fuel o su equivalente en ayuda cuando paralizase Yongbyon. La cifra se incrementará hasta un millón de toneladas una vez que facilite una lista completa de sus programas atómicos y desmantele todas sus instalaciones.

El acuerdo va más allá del contencioso nuclear. El objetivo es normalizar las relaciones de Corea del Norte tanto con EE UU como con Japón, y poner en marcha el proceso para sellar una paz definitiva que sustituya el alto el fuego que zanjó la guerra de Corea (1950-1953), y que nunca se convirtió en permanente.

El Baradei afirmó que el equipo de inspectores del OIEA, que llegó a Corea del Norte el sábado, precisará un mes para instalar los sellos y los equipos de vigilancia necesarios para asegurarse de que el reactor permanece parado. Yongbyon se encuentra 100 kilómetros al norte de Pyongyang.

Christopher Hill, jefe de la delegación estadounidense en las conversaciones multilaterales que se reanudarán mañana en Pekín, calificó de "buen comienzo" la paralización del reactor, pero dijo que queda mucho camino por delante. "Ha llevado mucho tiempo dar estos primeros pasos. Esto es un recordatorio de lo difíciles que serán los próximos", advirtió en Seúl, según informa France Presse.

Fondos en Macao

Según el calendario previsto, Corea del Norte debía cerrar Yongbyon en abril, pero la decisión se fue retrasando porque Pyongyang había puesto como condición previa que los fondos norcoreanos congelados por EE UU en un banco de Macao fueran desbloqueados. Una vez recibido el dinero, Kim Jong-il ha movido ficha.

"Puedo adelantar que habrá problemas, porque nunca pensé que habría que llegar hasta julio para lograr este primer paso", insistió Hill. Estados Unidos asegura que el fin del plan atómico norcoreano debe incluir las armas nucleares y las reservas de plutonio que el Norte pueda haber acumulado durante estos años, así como el programa de uranio enriquecido de Pyongyang, que el régimen norcoreano nunca ha reconocido tener.

Pyongyang calificó ayer la clausura de Yongbyon de gesto de buena fe, pero advirtió de que "la implementación completa del acuerdo del 13 de febrero dependerá ahora de cómo cumplan sus compromisos los otros cinco países participantes en las conversaciones a seis bandas, y de qué medidas prácticas adopten EE UU y Japón, en particular, para retirar sus políticas de hostilidad", según señaló un portavoz del Gobierno, citado por la agencia oficial KCNA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2007