La Generalitat crea un registro único para buscar a los desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo

La Generalitat centralizará en un único registro el censo de desaparecidos durante la Guerra Civil y los primeros años del franquismo. Así lo acordaron ayer el consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cataluña, que hasta ahora mantenían registros separados.

Según explicó Saura tras la concreción del acuerdo, este censo único de desaparecidos se verá complementado con otras medidas que preverá la Ley de Fosas Comunes, que se remitirá al Parlament el mes de septiembre. La Generalitat ofrece desde el año 2003 un servicio único en todo el Estado que consiste en asumir las solicitudes de investigación de las familias de los desaparecidos que quieren conocer el destino final de sus antepasados y, si fallecieron, en qué circunstancias y dónde fueron enterrados.

Desde 2003, la Generalitat ha registrado un total de 1.801 desaparecidos; en 188 casos ha encontrado documentación relevante sobre los últimos días de vida de estas personas y en 37 casos ha podido determinar incluso dónde fueron enterradas.

Saura y la directora general de la Memoria Democrática, María Jesús Bono, recordaron ayer la dificultad que comporta realizar estas investigaciones cuando, en la mayoría de los casos, las desapariciones tuvieron lugar hace 70 años y las muertes no habían sido registradas, lo que explica el hecho de que aún queden 1.613 expedientes por resolver.

De hecho, desde que esa dirección general recibe una solicitud de investigación se suele tardar más de un año en emitir un informe en el que se incluyen documentos como padrones, certificados de nacimiento, documentación del Archivo de Salamanca, filiación militar y listados de quintas, entre otros, si bien también se hacen consultas a ayuntamientos y otros organismos.

El convenio suscrito ayer unifica formalmente el censo de desaparecidos, puesto que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cataluña registraba por su cuenta desde el año 2002 los casos sobre los que tenía conocimiento y permitirá también reforzar el servicio de investigación.

Según la Generalitat, la mayoría de los 1.801 casos registrados de desaparecidos eran soldados -casi todos del ejército republicano muertos en el frente-, pero también civiles muertos durante la guerra o la posguerra, tales como represaliados en la retaguardia republicana, víctimas de bombardeos y represaliados por las tropas franquistas o fusilados después de sufrir consejos de guerra.

Aparte de este proyecto la Generalitat está ultimando estas semanas la Ley de Fosas Comunes, que establecerá las medidas para exhumar los cadáveres allí enterrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50