El Gobierno remite al Congreso el texto legal de ayudas para los nacidos desde julio

El Consejo de Ministros dirime hoy si se paga a través de la declaración de la renta o directamente

El Consejo de Ministros aprobará hoy el proyecto de decreto ley por el que se regularán ayudas de 2.500 euros por cada nuevo hijo nacido desde el 3 de julio pasado que se abonarán directamente o a través de una deducción en la cuota del impuesto sobre la renta de las personas físicas. El texto legal será remitido al Congreso para su tramitación por vía de urgencia a partir de septiembre. En ese momento, el Gobierno necesitará el apoyo de otros grupos parlamentarios además del socialista para sacar adelante su proyecto y podría aceptar la ampliación de la medida a los nacidos desde el 1 de enero.

Más información
El Gobierno confirma que sólo cobrarán los 2.500 euros los nacidos desde el 3 de julio

Las ayudas públicas a la natalidad que el Gobierno de Zapatero ha impulsado a sólo nueve meses del final del mandato no son nuevas en España. De hecho, hay numerosos gobiernos autónomos que han fijado distintas medidas de apoyo con dinero público al nacimiento de hijos. Así, los padres reciben cantidades distintas en función de la comunidad autónoma en la que nazcan sus hijos. El panorama se perfila así:

- Distintas subvenciones a los nacidos en 2007. Carles nació en Valencia el 27 de junio. Marga, madre primeriza de 31 años, ya ha rellenado el impreso en Hacienda para pedir los 100 euros mensuales que da el Gobierno a las madres trabajadoras. Si Carles hubiera llegado al mundo una semana después, Marga y su marido, Javi, cobrarían también los 2.500 euros que Zapatero prometió en el debate sobre el estado de la nación. "Nos ha dado un poco de rabia", admite. Lo que Marga no sabe es que, de vivir en otra comunidad autónoma, todavía tendría derecho a más ayudas. En Cantabria, por ejemplo, recibiría 1.200 euros anuales hasta que Carles cumpla tres años. En Cataluña, 625. En el País Vasco, 400, en un pago único.

- Las medidas de Valencia, Extremadura y Asturias. Valencia es una de las tres comunidades, junto con Extremadura y Asturias, que no concede ninguna ayuda directa a la natalidad. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, prometió en su discurso de investidura, el 26 de junio, ayudas de 300 euros al mes el primer año a partir del segundo hijo. El reelegido presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, también ha anunciado 500 euros adicionales a los 2.500 del Gobierno. Valencia permite deducir 260 euros del IRPF a partir del primer hijo, aunque con requisitos de renta.

- Las autonomías que más ayudan. La clasificación de las comunidades que mejor se portan con los padres la lideran, por este orden, Cantabria, Cataluña, País Vasco, Castilla y León, Galicia y Madrid (ver gráfico). En todas ellas hay ayudas directas desde el primer hijo y además son universales, es decir, no tienen en cuenta el nivel de renta de la familia. La única excepción es Cantabria, que impone un límite de 42.000 euros si la madre tributa individualmente. Si sus ingresos superan esa cantidad, la familia no tiene derecho a percibir los 1.200 euros anuales. En cambio, en el País Vasco y Castilla y León las ayudas mínimas, 400 y 300 euros respectivamente en un único pago, se incrementan cuanto más baja es la renta familiar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Ayudas directas a "situaciones específicas". El resto de autonomías sólo concede ayudas directas para lo que se conoce como "situaciones específicas", es decir, parto o adopción múltiple y familia numerosa. Las cantidades varían entre los 864 y los 1.200 euros al año, cuando se trata de un parto de gemelos. Es lo que ocurre en Castilla-La Mancha, Andalucía, Navarra y Baleares. En otras comunidades, en cambio, sólo hay ayudas a partir de trillizos: son Aragón, Canarias y Murcia. En Aragón, 95 familias han solicitado esta ayuda en lo que va de año, según datos del Gobierno autonómico.

- El límite de los tres años.

A Eva Fuentes, otra mamá primeriza de 28 años de Ripollet (Barcelona), no le salen las cuentas. La leche, 20 euros a la semana. Los pañales para dos semanas, 30 euros. Y eso que va a recibir de la Generalitat 625 al año hasta que su hija Elia, que nació el 4 de enero, cumpla tres años. "Toda ayuda es buena, lo que me parece mal es que sólo llegue hasta los tres años. ¿Acaso los niños dejan de comer a esa edad?", se pregunta.

- 1.200 millones de ayuda estatal.

De momento, sólo las familias con hijos nacidos o adoptados a partir del 3 de julio pueden beneficiarse del cheque bebé de 2.500 euros. Se trata de una ayuda universal, que se concederá independientemente de los ingresos. El año pasado nacieron en España 481.102 niños, lo que supondrá un coste anual de más de 1.200 millones de euros, sin contar con el previsible incremento de la natalidad. El triple de lo que el Gobierno destinará en 2008 a aplicar la Ley de Dependencia, 400 millones de euros. La ayuda es compatible con los 100 euros mensuales que el Gobierno concede desde 2003 a las madres trabajadoras y también con las ayudas autonómicas.

- La opinión de los demógrafos.

"España ha estado en una situación demográfica crítica en la que no se garantizaba el reemplazo generacional", afirma Miguel Ángel Troitiño, catedrático de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Pero se está recuperando. El número medio de hijos por mujer en edad fértil en España subió en 2006 hasta 1,37, la tasa más alta desde 1991. El incremento de nacimientos se debió, en parte, a la contribución de las madres inmigrantes, según el Instituto Nacional de Estadística. El año pasado se registraron 76.169 nacidos de madre extranjera, un 12,68% más que en 2005.

A las comunidades autónomas que tienen una situación demográfica precaria, como Asturias, Castilla y León y Galicia, que perdieron población en 2006, "les interesa recuperar tasas de crecimiento", asegura Troitiño. Sin embargo, este experto duda de que las ayudas coyunturales tengan algún efecto: "Tendría mucha más influencia un cambio potente en las políticas de vivienda que permitiera a las parejas jóvenes constituir pronto núcleos familiares".

- Las ayudas puntuales no inciden en la natalidad. Anna Cabré, directora del Centro de Estudios Demográficos de la Universitat Autònoma de Barcelona, tampoco cree que medidas como el cheque bebé de 2.500 euros influyan en la natalidad, "al menos de forma directa". Estas ayudas sirven, en todo caso, para que "las familias se sientan arropadas, ya que son síntoma de que se las tiene en cuenta". Será la inmigración, asegura esta experta, la que facilite la recuperación de las tasas de natalidad. "No es que los inmigrantes tengan una tasa muy alta, pero sí que es un 50% superior a la de los españoles. Ahora bien, no es seguro que a la larga se mantenga", avisa. Las políticas de empleo y de abaratamiento de la vivienda serán, según Cabré, los factores determinantes en el futuro.

- Cómo solicitar la prestación.

Las familias que hayan tenido o adoptado un hijo pueden solicitar la ayuda a partir del 15 de julio a través de un formulario que encontrarán en las delegaciones de Hacienda y en las oficinas de la Seguridad Social.

- Promesas de más ayudas.

El PP ha prometido pagar 3.000 euros por hijo en las comunidades autónomas donde gobierna, que se sumarían a la ayuda estatal, informa Servimedia. La medida forma parte del programa que llevó a las últimas elecciones, aunque no especifica cuándo entrarán en vigor estas ayudas.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS