Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:GASTRONOMÍA

La llave del tiempo

Un segundo de contacto del vino con la clef du vin equivale a un año de envejecimiento. Es decir, convierte un vino joven en un reserva en un santiamén. Parece magia o algo engañoso. Pero es ciencia. Y diseño. Se trata de un densímetro que acelera el proceso de maduración y descubre el potencial de envejecimiento del vino a partir de la reducción-oxidación. Hace los tintos más suaves y resalta su elegancia. La acidez de los blancos se reduce y su sabor se hace más afrutado. Este instrumento de la firma Screwpull, especializada en accesorios para el vino, es el resultado de un estudio científico de más de una década, en el que se han combinado métodos aceptados desde hace siglos en la industria del vino. Proviene de un invento del químico y enólogo Laurent Zanon y el sumiller francés Franck Thomas. La clef du vin viene en tres presentaciones: de botella, de copa (estuche a 290 euros) y de bolsillo (90 euros). Obtuvo el premio a la innovación tecnológica en Madrid Fusión 2007. Información al consumidor: 93 4224040

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007