La lucha contra el terrorismo

Mayor dice que Aznar le pidió acercar más presos etarras de los que él propuso

La plana mayor del PP acudió ayer a la presentación de un libro de conversaciones entre el ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, y el periodista César Alonso de los Ríos. El texto fue presentado al alimón por José María Aznar y Mariano Rajoy.

En él, Mayor narra uno de los momentos clave como ministro del Interior: la decisión de acercamiento de 103 presos etarras como gesto de buena voluntad del Gobierno en plena tregua. Y cuenta que fue Aznar quien forzó esa cifra, porque él proponía 60.

"A la vuelta del verano del 99 el presidente propuso que sería bueno tener algún gesto en política penitenciaria. ETA llevaba meses sin matar. Me pidió una propuesta y la hice, aunque no creyera en su conveniencia, para nada. Entendí que había que hacerlo. Todo el mundo nos pedía que lo hiciésemos. Ese fue el único momento tenso de mi mandato. El proyecto que propuse consistía en 60 acercamientos. Era una cantidad que se podía explicar con cierta coherencia sin que los nacionalistas sacaran provecho alguno. Hubo momentos de tensión muy fuertes porque la alternativa a mi propuesta que hizo uno de los presentes fue la aproximación al País Vasco de todo el colectivo [500 presos]. Aznar dijo que nunca tomaría una decisión en contra de su ministro del Interior. Yo le dije que no sería un obstáculo pero que no me reconocería haciendo una política contraria a mis convicciones".

Más información
Zapatero atribuye la ruptura de la tregua a "los más descerebrados" de ETA

"Proceso desnortado"

"Yo creo que él nunca creyó que estaba presentando la dimisión. Al día siguiente, el presidente me pidió que llegara a una cantidad mayor: 'Trata de completar una cifra un poco más redonda'. Esa misma mañana pusimos en marcha las 103 aproximaciones. Para mí la alteración radical habría sido aproximar a todos los presos. Lo importante era no dar satisfacción al nacionalismo vasco con esa política".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ni José María Aznar ni Mariano Rajoy entraron ayer en contradicción con esta narración de Mayor. Aznar aprovechó la situación para reivindicar el papel del PP, a quien atribuye haber frenado la negociación de Zapatero con la banda: "Habría que preguntarse adónde habríamos llegado en este proceso desnortado si el PP hubiera optado por el silencio o la comodidad de esperar simplemente a que se consumaran las peores consecuencias de una negociación política con los terroristas".

Rajoy, mientras, se limitó a defender su apoyo al Gobierno "contra la opinión de muchos" y a reprocharle lo realizado hasta ahora: "Zapatero apostó por la negociación, por lo que quería ETA, y le dio la esperanza que había perdido. Ahora lo que procede es volver al espíritu del Pacto contra el Terrorismo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS