Nueva estrategia del primer banco español

La venta de edificios ayudará a financiar la compra de ABN Amro

La Ciudad Financiera de Madrid tiene 1,6 millones de metros cuadrados

Se especuló con muchas fórmulas para que el Santander obtuviera recursos para pagar 20.000 millones por el Banco Real de Brasil y el italiano Antonveneta, filiales de ABN Amro. El propio banco citó la venta de inmuebles como una posibilidad, pero nadie pensó que el Santander podía desprenderse de todos sus edificios para pagar la factura de ABN. La operación tiene un precedente: entre 2003 y 2004, el grupo liberó 25 edificios, con plusvalías de 500 millones. El banco dispone de 1,6 millones de metros cuadrados sólo con la Ciudad Financiera de Madrid.

Más información
El Santander vende todos sus edificios, en la mayor operación inmobiliaria empresarial

Cuando el Santander adquirió el británico Abbey, en 2004, comprobó que un banco puede ser muy sólido aunque no posea en propiedad ni uno sólo de los edificios que ocupa. La situación choca con la mentalidad española, que ha ligado tradicionalmente la solidez de las entidades financieras a la tenencia de grandes edificios en las zonas más nobles de las ciudades.

El Santander, fruto de la fusión de Banesto, Banco Central y Banco Hispanoamericano, se hizo con el mayor patrimonio inmobiliario de España. A principios de 2000 comenzó a plantearse la creación de una ciudad financiera en las afueras de Madrid. Para ello, adquirió grandes superficies de terreno en Boadilla del Monte. La financiación de esta operación se hizo con la venta y el desalojo de 25 edificios en propiedad o alquiler. El Santander obtuvo unos 1.000 millones de euros, de los que 500 eran plusvalías. La ciudad financiera ha tenido un coste final de unos 650 millones.

Ahora se plantea la segunda y definitiva vuelta de tuerca a su patrimonio. Con la venta de todos los edificios que controla en España podrá facturar 4.000 millones y ganar 1.400 millones. Además de las ventajas financieras, los expertos inmobiliarios coinciden en que este es el momento adecuado para las grandes operaciones. Miguel Fuster, director del área patrimonial de CB Richard Ellis, cree que "ahora es un momento adecuado porque hay mucha liquidez y los precios de las oficinas se mantienen altos".

El Santander ha declarado que aunque no logre comprar ABN, junto con el Royal Bank of Scotland y Fortis, seguirá con esta venta. Precisamente ayer el banco holandés alegó motivos jurídicos para no negociar con los tres bancos.

Según comentó el directivo financiero de ABN, Huibert Boumeester, a un grupo de cuatro sindicatos holandeses, al haber alcanzado ya un acuerdo de fusión con el británico Barclays "no podemos entrar en negociaciones con terceras partes", informa Efe. El director de ABN, Rijkman Groenink, dijo la semana pasada que no tenía preferencias sobre una u otra de las ofertas, mientras que anteriormente se había mostrado partidario de fusionarse con Barclays.

Barclays presentó ayer ante la comisión de valores estadounidense (SEC) la documentación sobre la fusión con ABN, que le convertirá, según dice, en una de las entidades "líderes" del mundo.

EL PAÍS (Fuente: Santander y elaboración propia.)

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS