Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba tacha de "patética" la actitud de Moratinos con Rice

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, fue objeto ayer de duras críticas en el diario oficial cubano Granma por haber "asumido" una "actitud patética" en la rueda de prensa conjunta que ofreció con la Secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, durante su reciente viaje a España. El órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, que refleja los puntos de vista de las autoridades de la isla, afirma que Moratinos fue "regañado" y "humillado" en público por Rice tras haber declarado que las "políticas" y "tácticas" de España y EE UU sobre Cuba eran "complementarias".

"Condoleezza humilla a España y ataca a Cuba", reseña Granma en su primera página. El artículo resalta que las declaraciones de Moratinos se producen "pocas semanas después de su viaje a La Habana", y pregunta si, al ser Cuba parte de la agenda, las delegaciones abordaron el "bloqueo" norteamericano contra la isla, la situación del "campo de concentración" en Guantánamo, o el caso de Luis Posada Carriles, acusado de terrorismo por Cuba y Venezuela y actualmente libre en Miami. La insinuación es clara: España -viene a decir el diario- se bajó los pantalones.

Granma indica que "con ínfulas de metrópoli colonial", Moratinos se refirió a la estrategia a seguir en América Latina, y reseña las palabras del ministro sobre que es "esencial que España y EE UU trabajen concertadamente con una mayor participación para permitir la normalidad institucional, política, económica, democrática y social de todo el subcontinente". Granma concluye: "Es obvio que quedaron bien definidos los papeles: para España, historia y cultura; para el imperio, su traspatio".

"Desavenencias"

El periódico oficial critica el viaje de Rice a España y, en tono de burla, considera que "generó una gran expectativa" porque se esperaba que su presencia "simbolizara el perdón de Bush" por la retirada de tropas españolas de Irak y otras "desavenencias". Granma dice que, pese a que "se llamaron 'Condi' y 'Miguel", quedó claro que "ocho horas sería muy poco tiempo para armar una luna de miel". Según el diario, la Secretaria de Estado "no emitió una palabra de coincidencia, ni un gesto de asentimiento" cuando el canciller español dijo que las relaciones entre España y EE UU "se han normalizado plenamente". Y la segunda humillación, según Granma, ocurrió cuando, "ante una Condoleezza dura y arrogante", Moratinos declaró refiriéndose a Cuba: "Nuestras políticas, nuestros modos de actuación, nuestras tácticas son complementarias". Según Granma, "una actitud patética" de "Miguel", que "entonces recibió un segundo y humillante regaño público de 'Condi".

[La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que la política estadounidense hacia Cuba está "fracasada" y, frente al "embargo y la exclusiva sanción" reivindicó el diálogo con las autoridades de la isla, "una opción mucho más eficaz", informa Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de junio de 2007