Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Esta copia es el original

La escultura perdida de Serra, 'Equal Parallel', se exhibe en Nueva York

El nuevo original de la escultura del estadounidense Richard Serra Equal Parallel: Guernica-Bengasi (1986) se exhibe desde hoy en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York. La obra, propiedad del Museo Reina Sofía, ha sido protagonista de una rocambolesca desaparición, que aún nadie ha sabido explicar, y que obligó al museo español hace un año y medio a proponer al artista que rehiciera la obra.

Ahora forma parte de la retrospectiva Richard Serra: Escultura, 40 años. Es la mayor exposición que el museo neoyorquino dedica a un escultor vivo, con 27 obras que abarcan cuatro décadas de creación.

Serra comenzó a trabajar en los años sesenta reciclando materiales que se encontraba por las calles de Nueva York y que arrastraba hasta su casa de noche. El caucho, el cuero, el neón y la fibra de vidrio fueron sus primeros materiales, y en la exposición del MoMA, abierta hasta el próximo 10 de septiembre, se puede ver una selección de algunas de aquellas obras, mucho más pequeñas que las que después le harían célebre. "Pero en todas ellas ya se vislumbra el camino que tomaría más tarde hacia la creación de configuraciones espaciales", afirma Serra. En los setenta, influido por su trabajo en una acería, comenzó a utilizar el acero y, a partir de ahí, sus obras fueron creciendo en tamaño. Equal-Parallel: Guernica Bengasi es, según el artista, una de las más representativas de su producción de los años ochenta. La tituló así porque la concibió el día después del ataque de los estadounidenses contra el puerto de Bengasi, en Libia. "Para mí fue algo tan horrible como el bombardeo de Guernica", dice.

Los noventa, con sus torsiones elípticas -la mejor representación está en el Museo Guggenheim de Bilbao- y el nuevo siglo, también están presentes en una exposición en la que además Serra estrena tres nuevas esculturas, además del nuevo original.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de junio de 2007