Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las relaciones entre España y EE UU

Cuatro entrevistas en ocho horas

Rice habló en Madrid con el Rey, Zapatero, Moratinos y Rajoy

En su breve paso por Madrid, la secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, mantuvo una audiencia con el Rey en el palacio de la Zarzuela y tres entrevistas: con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el presidente del PP, Mariano Rajoy.

Aún así, en una visita planteada casi a la carrera, le dio tiempo de degustar alimentos españoles (gazpacho andaluz, paella de mariscos y vino español) y se llevó para Washington un par de regalos. El ministro Moratinos le obsequió un mantón de Manila, mientras que Rajoy, conocedor de la afición por el jazz de la funcionaria norteamericana, le regaló una colección de discos compactos del pianista barcelonés Tete Montoliu.

Rice se llevó dos regalos de España: un mantón de Manila y varios discos de jazz

La primera parada de la secretaria de Estado se produjo en el palacio de la Zarzuela, donde don Juan Carlos recibió a Rice para hablar en privado de las relaciones bilaterales y de la situación mundial. Rice llegó a La Zarzuela acompañada por Moratinos y el embajador de España en Washington, Carlos Westendorp. En el despacho privado del Rey se desarrolló la entrevista entre ambos.

Tras la entrevista con el ministro español y el almuerzo, los numerosos periodistas que asistieron a la rueda de prensa en el Palacio de Santa Cruz del Ministerio de Exteriores comprobaron la familiaridad con que se trataron Moratinos y Rice, quienes se llamaron el uno al otro como "Condi" y "Miguel". Las primeras palabras de Rice, que vestía un traje de chaqueta blanco y una gargantilla de oro, fueron para destacar el "maravilloso" palacio y la "bellísima ciudad" de Madrid.

La entrevista con Zapatero en La Moncloa también fue un buen momento para intercambiar sonrisas, antes y después del encuentro. Una muestra de la deferencia con la que fue tratada la secretaria de Estado es que el presidente del Gobierno saliera a despedirla a las escaleras del palacio de la Moncloa, algo infrecuente con un ministro de Exteriores.

La última entrevista del día tuvo lugar en la Embajada de Estados Unidos en Madrid con el presidente del PP, Mariano Rajoy.

El líder popular expuso a Rice la posición que mantiene su partido con respecto a Cuba y que se basa en varios principios, entre ellos la necesidad de que España muestre un "apoyo claro a la transición pacífica a la democracia", ya que el PP considera que con la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se "corre el peligro de parecer ante la comunidad internacional como el albacea de una dictadura hereditaria". Rice admitió abiertamente ante Rajoy que en el tema de Cuba los Gobiernos español y estadounidense no están de acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de junio de 2007