Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cedinsa presenta la oferta más económica para desdoblar el Eix

ACS-Acesa, Ferrovial y Acciona también pujan por el 'peaje a la sombra'

La Generalitat ya tiene sobre la mesa las ofertas de los cuatro grupos que pujan por construir y gestionar el desdoblamiento del Eix Transversal, que une Lleida y Girona y se convertirá en una autovía financiada con peaje a la sombra. Esto significa que una compañía privada asumirá el coste del proyecto y cobrará a la Generalitat por el número de vehículos que circulen por la vía durante 33 años.

De entre los cuatro grupos que pujan por el proyecto, Cedinsa (integrada por FCC, Caixa Catalunya, Comsa, Copisa y Concisa) ha presentado la oferta más económica por la construcción (708,29 millones de euros), seguida de la alianza entre ACS y Acesa (730,5 millones) y el consorcio formado por Obrascom, Acciona, Acasa, Ribau, Viscan (730,9 millones). Por último, Ferrovial, Agromán e Isolux proponen construir el desdoblamiento por 742,56 millones, según figura en las plicas que ayer abrió el Gobierno catalán.

La oferta económica pesará el 60% en la adjudicación del concurso, lo que deja muy bien situada a Cedinsa respecto al resto en esta puja, aunque en este capítulo también figura el canon que la empresa adjudicataria cobrará al Gobierno catalán por el paso de cada vehículo. En este aspecto, ACS-Abertis ha presentado la propuesta más competitiva, según explicaron ayer fuentes del Departamento de Política Territorial Obras Públicas (PTOP).

En total, el conjunto del proyecto, incluyendo las obras, la gestión y las expropiaciones necesarias suman una inversión de 865 millones. Política Territorial, que decidirá el adjudicatario en junio, hizo hincapié ayer en que, aparte de la oferta económica y las propuestas de tráfico por el cálculo de la concesión, "la mesa de contratación también tendrá en cuenta la oferta técnica antes de concluir una respuesta definitiva".

El Eix Transversal tiene 155 kilómetros de longitud que unen Cervera (Segarra) y Ruidellots (La Selva). Tres tramos de su recorrido tienen característica de autovía: el comprendido entre Cervera y Olugues y las circunvalaciones de Manresa y Vic. Las obras consisten en desdoblar la actual carretera con el fin de formar una autovía de dos carriles por cada sentido de la circulación.

Ésta es una obra muy esperada. El actual Eix Transversal entró en funcionamiento en 1997, con una vía de un sólo carril en cada sentido y tres carriles en algún punto conflictivo. Pero hicieron corto. Las previsiones de tráfico no estuvieron a la altura de la realidad y el número de vehículos, camiones sobre todo, que utilizaban esta vía no dejaba de crecer. En la actualidad, circulan por el Eix entre 8.000 y 17.000 vehículos diarios, según las fechas.

El proceso de desdoblamiento será complejo y se prolongará hasta el segundo semestre 2011. En la mayor parte del trazado, se ampliará la carretera existente por un lado u otro con el fin de formar los nuevos carriles y se aprovecharán los pasos superiores para prolongarlos.

Traducido a cifras, el proyecto comportará el desdoblamiento de 142,8 kilómetros de carretera, la construcción de 52 viaductos y 14 túneles, así como la actuación en 40 enlaces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de junio de 2007