Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esto es lo que aprenderán los ciudadanos

EL PAÍS repasa los contenidos de los primeros libros de texto de Educación para la Ciudadanía

Esta información ha sido elaborada por J. A. Aunión (Madrid), Pilar Choza (Sevilla) y Sebastián Tobarra (Barcelona)

Lo que se enseña a los alumnos en Matemáticas, Lengua o Biología está permanentemente sometido a debate. Se proponen unos contenidos u otros, más prácticos o más teóricos. Pero probablemente nunca se había producido un debate tan enconado como con Educación para la Ciudadanía, la nueva asignatura que introduce la Ley Orgánica de Educación (LOE) en un curso de primaria y en otro de la secundaria obligatoria (ESO). También se reorientan con contenidos de ciudadanía la Ética de 4º de ESO y la Filosofía de bachillerato.

Obispos, PP y algunas organizaciones educativas se han mostrado radicalmente en contra de la nueva materia -consideran que se pretende con ella "adoctrinar"-, y han fomentado incluso entre los padres la objeción de conciencia. Por su parte, muchos expertos han reclamado el derecho de una sociedad a educar en valores a los jóvenes. Lo que sí se pueden discutir siempre, recuerda el catedrático de Sociología Mariano Fernández Enguita, es el contenido de esa educación. La Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos son el marco elegido, asegura el Gobierno.

La implantación progresiva de la LOE y la posibilidad de elegir entre varios cursos para dar la nueva materia hace que el curso próximo sólo siete comunidades (Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Navarra) empiecen a enseñarla en 3º de ESO. Los primeros libros de texto de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos ya han visto la luz. Lo que sigue es un repaso a los principales contenidos de los libros de Santillana, SM, Bruño, la editorial sevillana Algaida y la catalana Ediciones Del Serbal.

- Los tipos de familia. La inclusión del matrimonio homosexual, reconocido por la ley, como un tipo de familia ha sido muy polémico en la redacción de los contenidos mínimos. Finalmente, la norma del Ministerio de Educación dice que se debe explicar "la familia en el marco de la Constitución". El resultado es que unos libros (Bruño y Ediciones del Serbal, entre los de esta muestra) lo han incluido y los otros no.

"En nuestros días, la incorporación de la mujer al mundo laboral, las distancias en las grandes ciudades, el divorcio, los matrimonios entre personas del mismo sexo, etc., han dado lugar a nuevas formas de entender el concepto de familia [...]", dice el texto de Bruño. Ediciones Del Serbal recuerda que "uno de cada cinco bebés nace fuera del matrimonio" y que "por primera vez en la historia de la demografía española, 11.000 hombres y mujeres declaran libremente que son homosexuales y que conviven con sus parejas afectivas del mismo sexo".

Santillana y SM destacan el papel central de la familia en la sociedad. "A pesar de los cambios que se han dado en sus funciones, su composición los roles de los padres y el cuidado de los más débiles, su misión sigue siendo indispensable para la vida y el crecimiento personal. Su función educadora como fuente de apoyo y afecto para los hijos es insustituible [...]", (Santillana). "La familia es el núcleo de la sociedad", dice SM, que también menciona las familias monoparentales y las reconstituidas tras el divorcio.

Algaida, a partir de una lectura resumen de la obra Un mundo feliz, de Aldous Huxley, plantea la libertad de relaciones entre las personas y la importancia de las vinculaciones sociales y familiares: "¿Te gustaría vivir en una sociedad donde no hubiera familias ni matrimonios y en la que no te permitieran relacionarte con la gente que tú quieres y estimas?", plantea el texto a los jóvenes.

- Relaciones humanas. Se tratan las relaciones con la familia, entre hermanos, en el centro escolar, de pareja. Mientras Bruño hace un acercamiento más neutro al ser humano como "ser social y político", Santillana habla del amor expresado en "el enamoramiento, la filiación, la fraternidad, la maternidad y la paternidad, o la amistad".

SM dedica un amplio espacio a la amistad, el amor y la sexualidad: "El deseo sexual y las relaciones sexuales tienen mucha importancia en nuestras vidas. Somos personas con un cuerpo sexuado. Hombres o mujeres". Habla también de sus límites, como "la necesidad de controlar el impulso sexual": "[...]la sexualidad humana es responsable. Una persona que se dejara llevar por sus deseos, sin pensar en otra cosa, no respetaría los derechos de los demás".

- Diversidad y discriminación. En este apartado es en el único que se hace referencia a la homosexualidad en todos los libros, en forma de condena a la homofobia. Se promueve el respeto a la diversidad, la libertad de pensamiento y conciencia y el rechazo de la xenofobia, el racismo, y otros prejuicios. "Marginación Social: Hay colectivos que, por no practicar las mismas costumbres que rigen la sociedad, pueden ser vistos con desconfianza o con desprecio" (SM). "[...] es importante entender que el conocimiento y el respeto hacia los demás y la participación en proyectos comunes nos ayuda a construir una sociedad más pacífica y tolerante" (Santillana). Hay referencias al genocidio en Ruanda de 1994, al Holocausto (Santillana), o al racismo contra los gitanos en España (SM).

- Igualdad. La igualdad entre hombres y mujeres se aborda en todos los textos. Algaida plantea situaciones concretas relacionadas con el machismo y la discriminación. "La desigualdad ha sido justificada por pensadores, políticos y científicos, así como por distintas religiones, y sancionada por leyes que consideraban a las mujeres inferiores a los hombres", dice el libro de Santillana, que incide también en el "doble horario" de las mujeres que trabajan fuera y, solas, dentro del hogar.

Los textos repasan la lucha por el derecho al voto femenino, y el camino por recorrer, que SM resume en la explotación sexual, la violencia de género o la feminización de la pobreza, entre otros. Bruño hace un repaso histórico de la lucha las mujeres por la igualdad.

- Derechos humanos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos está en todos los textos. "Son un conjunto de derechos básicos que toda persona tiene por el hecho de ser persona". Existe "el derecho a la vida, la libertad y la seguridad[...]" (Ediciones Del Serbal).

- Globalización y democracia. Otros temas centrales de los libros de texto. El consumo responsable, la guerra, la pobreza, la ayuda al desarrollo, el voluntariado, el funcionamiento de las instituciones democráticas, la participación en la vida pública o la seguridad vial. "La democracia es el peor de los regímenes a excepción de todos los otros que se han probado (Winston Churchill)", cita Ediciones del Serbal.

También plantean los textos los problemas y beneficios de un mundo globalizado, el cambio climático y la necesidad de un desarrollo sostenible. "Sin duda, en la globalización pueden encontrarse aspectos positivos y negativos. Este fenómeno se ha comparado al fuego, que puede destruir bosques pero también puede calentarnos y fundir metales para fabricar herramientas" (Bruño).

Debate y pensamiento crítico

El debate, la reflexión y la creación de un pensamiento propio respetando el de los demás es algo en lo que hacen mucho hincapié los libros de Educación para la Ciudadanía. Por ejemplo, en la imagen de arriba a la izquierda aparece un juego de rol, constante en el libro de Santillana, dirigido por la teóloga Carmen Pellicer. En este caso, se debate sobre el ocio nocturno de los jóvenes y su hora de llegada a casa. Los alumnos han de meterse en la piel de distintos personajes (un chico marchoso, un padre clásico, una madre hippy...) para dar su opinión.

En la imagen de la derecha, el tema que plantea el libro de SM, dirigido por el filósofo José Antonio Marina, son los problemas de comunicación. La propuesta es que los jóvenes, en grupo, escriban escenas vividas por ellos que reflejen esos problemas.

Todos los temas del texto de la editorial Algaida, dirigido por los profesores universitarios David Sánchez y Rocío Medina, arrancan de situaciones concretas.

Por ejemplo: "Imagínate que estás en el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945. Tu familia es judía y lleva meses escondida (...) Sabes que tu familia va a ser encontrada y llevada a un campo de concentración o de exterminio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2007

Más información