Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LO MÁS ÚTIL | EL VIAJERO HABITUAL

América en vuelos de bajo coste

La compañía estadounidense Southwest Airlines inauguró el concepto de vuelos de bajo coste en 1971. Con el proceso de liberalización de la aviación comercial en Europa, a principios de los noventa, el modelo se extendió con gran éxito en el Viejo Contiente, y ahora regresa al Nuevo Mundo, donde ha conseguido hacerse con el 60% del tráfico aéreo en Latinoamérica. Para el viajero, el auge de este tipo de aerolíneas supone desplazamientos más cómodos y baratos en una región donde las distancias entre ciudades a menudo son enormes. La favorable cotización del euro en una zona que tiene en el dólar la divisa de referencia también favorece ahora al turista europeo.

Un mercado al alza

Brasil y México son, tras Estados Unidos, los dos países donde más se ha desarrollado este tipo de aerolíneas, mientras que en otros, como Guatemala, Perú, Ecuador o Argentina, el sector low cost está en una fase incipiente. En los dos últimos años, al menos cinco nuevas compañías de tarifas reducidas han comenzado a operar en México, y los aviones de Gol, Webjet, Bra Transportes Aéreos y Ocean Air acaparan el 40% del tráfico doméstico brasileño, según la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo.

Conexiones mexicanas

La compañía mexicana Volaris (www.volaris.com.mx) anuncia en su web una promoción para todas sus rutas -con el aeropuerto de Toluca, a 64 kilómetros de la capital, como base de operaciones- a lugares como Guadalajara, Aguascalientes, Cancún, Mérida, Monterrey, Tijuana o Puebla, a partir de 17 euros.

Click (www.clickmx.com), subsidiaria de Mexicana de Aviación, enlaza la capital del país con otras 24 ciudades mexicanas, y también vuela a La Habana vía Cancún. Un billete Ciudad de México-Oaxaca, por ejemplo, cuesta 85 euros (salvo que se indique lo contrario, todos los precios que se indican en el texto son por trayecto, e incluyen tasas de aeropuertos y otros cargos); volar desde la capital hasta la caribeña Chetumal, en la frontera con Belice, cuesta 115 euros.

Alma (Aerolíneas Mesoamericanas de México; www.alma.com.mx) vuela a 14 destinos domésticos con aviones Jets Bombardier CRJ200, con capacidad para 50 pasajeros. Entre sus rutas más atractivas está un vuelo entre Guadalajara, la segunda ciudad de México, y Los Cabos, en el extremo de la península de Baja California, desde 80 euros.

La aerolínea Avolar (www.avolar.com.mx) tiene su sede en el aeropuerto de Tijuana, desde donde vuela a Hermosillo, Tepic, Morelia, Colima, Culiacan, Guadalajara, Cuernavaca, Acapulco, Querétaro y otros lugares. El 24 de mayo estrenó su nueva ruta entre Tijuana y Toluca, en el Estado de México, con una tarifa promocional de 30 euros.

Distancias de Brasil

A mitad de camino entre las compañías chárter y las de bajo coste, Bra Transportes Aéreos (www.voebra.com.br) combina las rutas domésticas entre una treintena de ciudades de Brasil con los vuelos internacionales a destinos europeos, como Lisboa, Madrid y Roma. Un billete para viajar de São Paulo a Curitiba, puerta de acceso a la región de El Pantanal, cuesta unos 37 euros.

Con un diseño de página muy similar al de su homóloga europea Easyjet, Gol Linhas Aéreas Inteligentes (www.voegol.com.br) se ha aupado a la cabeza de las compañías aéreas de Brasil tras su adquisición, en marzo, de la compañía de bandera Varig. Su flota, de un centenar de aviones, enlaza medio centenar de destinos dentro del país (con promociones a partir de 50 euros por trayecto), y también vuela a otras capitales suramericanas como Lima, Buenos Aires y Santiago de Chile.

Volar por Estados Unidos

La estadounidense Spirit (www.spiritair.com) tiene vuelos de ida y vuelta entre Nueva York y San Francisco por 393 euros, mientras que Jet Blue (www.jetblue.com) enlaza Nueva York y otras 30 ciudades de Norteamérica con tarifas a partir de 100 euros. Jet Blue viaja también a Cancún, la República Dominicana y Puerto Rico, y Spirit Airlines acaba de estrenar rutas a San José de Costa Rica y Guatemala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de mayo de 2007