Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahmadineyad: "No vamos a dar marcha atrás"

"No vamos a dar marcha atrás", aseguró ayer el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ante una multitud de simpatizantes en la ciudad de Isfahán. Acaba de empezar una visita de cinco días a esa provincia del centro de Irán, y se suponía que estaba allí para hablar de los problemas de sus habitantes. Pero con una habilidad digna de un equilibrista, Ahmadineyad pasó de alabar el sacrificio de los isfahaníes en la guerra contra Irak, a lamentar el sufrimiento de los palestinos y reclamar su derecho a la energía nuclear.

"Algunos Gobiernos quieren reservarse la ciencia y el progreso científico para ellos. Las ocho potencias que tienen energía nuclear controlan el 80% de la riqueza mundial", manifestó estableciendo un vínculo entre la adquisición de esa tecnología y el desarrollo económico al que aspiran sus seguidores. "Nuestro país ha encontrado su camino y quieren impedirnos el avance con presiones políticas y con acuerdos. Pero han chocado con el orgullo iraní", afirmó.

Una aclamación retumbó en la plaza del Imán Jomeini, llena a rebosar de un público entregado, el mismo que hace dos años contribuyó a que Isfahán fuera una de las provincias, junto a Qom, donde obtuvo mayor número de votos. Ni las más de tres horas de espera a pleno sol habían cundido en el ánimo de los asistentes.

"No estamos cansados, energía nuclear", corearon cuando el presidente hizo ademán de que tal vez debería abreviar y ahorrarles más fatiga. El eslogan, que rima en farsi, le dio nuevos ímpetus.

"Deben saber que los iraníes quieren la energía nuclear y lo mejor que pueden hacer es rendirse a la ley y aceptar la decisión del pueblo iraní porque oponerse a ello no les traerá más que desgracias", subrayó Ahmadineyad. "Con la ayuda de Dios, el pueblo iraní muy pronto verá los grandes rendimientos", añadió.

El mismo tono desafiante impregnó sus palabras cuando con anterioridad se refirió a la ocupación israelí de Palestina. "Después de 60 años de matanzas y guerras, no han conseguido nada, porque la gente de la región, como Irán, les están apoyando y les ayudarán", señaló antes de dirigirse directamente a los dirigentes israelíes.

"Si creen que bombardeando y asesinando a los líderes palestinos están preparando el terreno para nuevos ataques a Líbano este verano, les digo que están muy equivocados", les advirtió Ahmadineyad. "Este año si repiten el mismo error, desatarán una tormenta en la región que borrará al régimen sionista del mapa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2007