Varias empresas llevan a China las gambas pescadas en Escocia para pelarlas a mano

La deslocalización llega a casi todas las actividades. Las gambas pescadas en aguas escocesas son a menudo transportadas a China para ser peladas a mano antes de regresar al Reino Unido para ser rebozadas y comercializadas, según un artículo publicado hoy en el diario británico The Sunday Times. Las empresas justifican esta práctica, que afecta a otros productos de consumo, por la necesidad de reducir sus costes de producción y mantener la competitividad, aunque, en contrapartida, el continuo transporte perjudique al medio ambiente.

Según el periódico, otros productos que rutinariamente dejan el Reino Unido para después regresar son, por ejemplo, ciertos pescados capturados en el océano Atlántico, que supermercados como el gigante Tesco envían a Polonia para ser preparados antes de ponerlos a la venta. La empresa Van Smirren Seafoods factura sus berberechos de Gales a Holanda para ser enlatados, mientras que las sardinas pescadas en Cornualles van a Francia antes de volver a los comercios británicos.

Esta práctica, perjudicial para el ambiente debido al aumento de las emisiones de dióxido de carbono por el abuso de los medios de transporte, tiene tanto origen como destino en el Reino Unido, apunta The Sunday Times. Así, ciertos productos viajan por varios países del mundo antes de llegar a éste para su consumo, como el café cultivado en África y que se empaqueta en la India; gambas canadienses procesadas en Islandia; o nueces bolivianas que se preparan en Italia, indica el dominical.

El ministro británico de Medio Ambiente, David Milliband, ha adelantado que para hacer frente a esta práctica se incluirá en las etiquetas de los productos información sobre su impacto en el medio ambiente, para que los consumidores decidan si los compran o no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50