Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Problemas de abasteciemiento con las agujas para la diabetes

Los pacientes denuncian que Sanidad no les permite cambiar de marca como prometió

A pesar del compromiso de la Consejería de Sanidad de ofrecer a las personas con diabetes la posibilidad de adquirir las agujas que desearan para inyectarse insulina-ante los problemas detectados con la marca elegida por la consejería- , la asociación Valenciana de Diabetes niega que puedan elegir. E incluso, en determinados centros de salud, como el de la calle Ricardo Micó, hay situaciones de desabastecimiento. Sanidad negó problemas de existencias.

"Nadie daba explicaciones hasta que hoy

"No se pueden elegir las agujas a pesar de la promesa de Sanidad", se lamentaba ayer María del Toro, presidenta de la Asociación Valenciana de Diabetes. Hace dos años, la Consejería de Sanidad cambió de proveedores de agujas para personas con diabetes. Al poco, los usuarios salieron en tromba ante los problemas que les crean las nuevas agujas. "Lo de menos son los hematomas que te haces al pincharte", comenta María del Toro, presidenta de la Asociación Valenciana de Diabetes. En ocasiones se obstruyen por lo que no dejan pasar la insulina o se desprende la parte metálica del resto de la pluma con el riesgo de quedar en el cuerpo.

Ante la situación creada, Sanidad anunció que permitiría que se pudiera elegir las agujas que se quisiera. Frente a las elegidas por el concurso de la consejería -la marca Artsana distribuidas por la firma italiana Insupen-, muchos pacientes prefieren las que distribuía antes Sanidad -Bd microfine de la empresa Becton Dickinson-. Pero para acceder al cambio deberían presentar un informe de su endocrinólogo. "Y eso tendiendo en cuenta que el 80% de las personas con diabetes tienen el tipo 2, cuyo seguimiento está a cargo del médico de cabecera", comenta Del Toro. Pero ni por esas. "Aunque vayas con el informe, no hay forma de acceder a otras agujas en toda la Comunidad Valenciana".

Esta situación se ha solapado con problemas de suministro, según denuncian los pacientes. El centro de salud de la calle Ricardo Micó de Valencia, por ejemplo, ha estado sin agujas del 30 de abril hasta ayer, según apuntó a este diario el marido de una paciente. Normalmente, esta mujer adquiere gratuitamente cajas de 150 o 250 unidades, pero se quedaron sin existencias. "Mi mujer necesita cuatro agujas diarias y tenía que ir al hospital La Fe para que le dieran un puñado e ir tirando tres o cuatro días", relata. "Ha tenido que reutilizarlas y nadie daba explicaciones de la falta de agujas hasta que hoy [por ayer] ya ha vuelto a haber".

Sanidad indicó ayer que no constaba que "en el día de hoy [por ayer] ningún responsable de los centros de especialidades haya informado de desabastecimiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 2007