Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ARTE

John Maeda reclama la simplicidad en la informática

El científico y artista acude al festival OFFF de Barcelona y presenta su último libro

La búsqueda de la sencillez tecnológica parece más un espejismo que una realidad, rodeados de aparatos que incluyen más funciones de las que conseguimos descubrir. Sin embargo, hay quienes trabajan por una tecnología que simplifique la vida. Son los miembros de Simplicity, un programa de investigación, concebido y dirigido por John Maeda, del Media Lab del Massachusetts Institute of Technology (MIT), quien ilustra su teoría y práctica de la sencillez en el libro Las leyes de la simplicidad (Gedisa Editorial), que combina reminiscencias zen y estrategias empresariales.

"La simplicidad es difícil de alcanzar por la natural tendencia humana a querer más. El deseo tiene sus raíces en pretender más. Las compañías se han dado cuenta y alimentan nuestras necesidades creando cada vez más. Hoy en día es fácil añadir funciones a los aparatos sin aumentar los costes. Es inimaginable que la próxima generación de Microsoft Word cueste el doble y tenga la mitad de funciones. ¿Por qué? Porque queremos comprar más", explica desde Londres John Maeda, quien el sábado estará en Barcelona en el festival OFFF, que se inaugura hoy en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

"Es inimaginable que la próxima generación de Microsoft Word cueste el doble y tenga la mitad de funciones. ¿Por qué? Porque queremos comprar más"

Diseñador, artista, docente e investigador, Maeda es uno de los protagonistas del diseño interactivo y su obra ha inspirado a generaciones de creadores como Golan Levin, Casey Reas y Ben Fry, sus antiguos alumnos. "Supongo que es porque he sido afortunado de ver pronto la tecnología informática y el new media art desde una perspectiva personal y equilibrada. Estudié en la escuela de arte y en el MIT, por lo que miro el mundo a través de las dos lentes: la forma y la función. Por el mismo motivo mi trabajo interesa tanto a los científicos artísticos como a los artistas científicos y también a la gente común, lo cual me hace especialmente feliz", señala Maeda, quien acaba de inaugurar una exposición en la Riflemaker Gallery de Londres. "El arte y la estética se hacen obsoletos en cuanto tienen un reconocimiento público. El arte en las galerías tarda más, mientras que en Internet envejece más rápidamente".

Desde julio de 2005, Maeda comparte y debate sus reflexiones sobre el arte, el diseño y la vida en su blog The laws of simplicity. "La industria controla los modelos informáticos. Piensa en la página de Adobe Photoshop, que es igual en España, Taiwan, Turquía y el Reino Unido, con sólo pequeñas diferencias en los script de los menús. Si todos tenemos las mismas herramientas artísticas, será extremadamente difícil para las nuevas voces del new media art emerger. En el MIT intentamos remediar esta situación desarrollando herramientas y arquitecturas para potenciar la expresión artística y enriquecer el estilo de vida digital", dice Maeda, quien fundó y dirigió de 1996 a 2003 el Grupo de Computación y Estética del Media Lab, pionero en promover un acercamiento humanista a la tecnología. "Hemos sido instrumentos para convertir Internet en el medio visualmente estimulante y provocador que es. En la próxima etapa intentaremos que la web encabece otra vez la forma de simplificar y humanizar nuestra interacción con la tecnología".

Maeda no es la única estrella de la séptima edición del OFFF, que estrena el nuevo lema de "festival para la cultura creativa posdigital" y bajo el título Re.fresh propone "nuevas visiones y estrategias, para encontrar la manera adecuada de decir las cosas en este estado de crisis, después de la gran explosión de creatividad e inspiración", según su director, Héctor Ayuso. También hablan de la importancia de lo básico Joshua Davis, Paula Scher, del estudio Pentagram, y Amy Franchescini, de Futurefarmers. El ya mítico artista sonoro Alva Noto, alias de Carsten Nicolai, presenta un recorrido por el lado visual del sello berlinés Raster Noton, que cofundó en 1999, y Zachary Lieberman estrena un espectáculo sobre la vida de una línea en la pantalla.

SIMPLICITY: simplicity.media.mit.edu MAEDA BLOG: lawsofsimplicity.com GEDISA: www.gedisa.com OFFF: www.offf.ws

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2007