Reportaje:El final de un conflicto histórico

El final de cuatro décadas de violencia

El conflicto costó 3.500 vidas entre el renacimiento del IRA en 1969 y los acuerdos de paz de 1998

El IRA tal y como lo conocemos nació simbólicamente el 15 de agosto de 1969, cuando el sacerdote redentorista Alex Reid autorizó a dos hombres armados a quedarse en el monasterio de Clonard, en el barrio de Falls, baluarte católico del este de Belfast, y disparar al aire si el monasterio era atacado. Desde hacía días, Falls estaba siendo asediado por protestantes del vecino Shankill. Meses después, el viejo IRA se escindió y el naciente IRA Provisional retomó la lucha armada.

El camino de la paz fue durante años paralelo al del terror. El sacerdote Reid impulsó desde los años ochenta contactos privados entre el nacionalista John Hume y el republicano Gerry Adams, la semilla que fecundó luego en los Acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998 y ayer en la creación de un Gobierno de católicos y protestantes. Entre 1969 y 1998, el conflicto costó la vida a unas 3.500 personas.

El camino de la paz está lleno de momentos ahora ya lejanos y olvidados por el gran público, como la declaración en 1989 del ministro británico para Irlanda del Norte, Peter Brooke, admitiendo por primera vez que el IRA no sería derrotado por la vía militar. O la Declaración de Downing Street del 15 de diciembre de 1993, por la que el entonces primer ministro británico, John Major, y su homólogo irlandés, Albert Reynolds, reconocían el principio de una Irlanda unida, pero sólo si así lo querían las dos partes de la isla.

Con Bill Clinton presionando a los republicanos, el IRA anunció el 31 de agosto de 1994 el primer alto el fuego, que daría paso a los primeros contactos oficiales del Sinn Fein con el Gobierno británico, pero que se rompería el 9 de febrero de 1996 con la bomba de los Docklands de Londres.

La llegada de Tony Blair al poder, en mayo de 1997, dio un nuevo impulso al proceso de paz. El IRA declaró un nuevo alto el fuego el 20 de julio de 1997 y el 13 de octubre de ese año Adams se reunió por primera vez con Blair.

Luego llegarían los Acuerdos de Viernes de Santo, el 10 de abril de 1998, con la creación del Gobierno autónomo y la reforma de la Constitución de Irlanda para eliminar la "reclamación territorial" sobre el norte de la isla. Pero el acuerdo entró pronto en crisis porque no contaba con el apoyo de los unionistas radicales de Ian Paisley y porque el IRA no se había desarmado. La autonomía quedó suspendida en octubre de 2002 y no se restableció hasta ayer, cumplido ya el desarme del IRA, habiendo el Sinn Fein acatado la policía y habiendo reconocido Ian Paisley que el Sinn Fein es ahora un movimiento político, y sólo político, con el que ha aceptado gobernar de manera conjunta. Ayer hubo risas en el Parlamento de Stormont, el mejor símbolo de la paz.

John Major, el gran ausente

El ex primer ministro conservador John Major, el hombre que puso en marcha el proceso de paz, no estaba ayer en las celebraciones de Belfast. "No estoy allí porque no me han invitado", explicó a la BBC. "Pero lo importante es que Paisley y McGuinness estaban allí y que la Asamblea está en marcha", dijo.

Major afirmó que siempre creyó en el proceso. "Sabía que era posible pero que sería difícil y que requeriría tiempo. Creo que tenía razón", se congratuló. "Hubo momentos de desespero, varios momentos en que pensamos que esto no podría funcionar", reconoció. "Sobre todo una vez que el IRA nos hizo saber que eran serios sobre la paz y al sábado siguiente pusieron una bomba en el mercado de Warrington que mató a dos niños. Pero incluso entonces mi conclusión fue que la única solución era seguir adelante con el proceso de paz, porque era la mejor forma de evitar que siguieran muriendo niños de esa manera".

"Para mí fue crucial mi propuesta de principios de 1996 de crear una Asamblea con políticos locales", concluyó Major.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 08 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50