Estonia colocará el monumento soviético en un cementerio militar

Agencias

El Gobierno de Estonia informó ayer de que instalará en el cementerio militar de Tallin el monumento al combatiente libertador soviético, cuya retirada del centro urbano de la capital ha provocado protestas masivas de la población rusa y desórdenes.

El monumento será montado e instalado antes del 9 de mayo, fiesta oficial en Rusia como aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial, dijo a la prensa en Tallin el titular de Defensa estonio, Jaak Aaviksoo.

El ministro desmintió que el monumento, conocido como el Soldado de Bronce, hubiera sido cortado en trozos al ser desmontado en la noche del pasado miércoles, como denuncian la importante minoría rusa y los medios oficiales en Moscú.

Aaviksoo informó también de que los restos de varios soldados soviéticos, enterrados bajo el monumento desmontado, aún no han sido encontrados y opinó que los trabajos para exhumarlos y trasladarlos asimismo al cementerio militar terminarán en un plazo de tres días.

El Gobierno ruso calificó de "sacrílego e inhumano" el desmontaje del monumento en Tallin y amenazó con sanciones económicas al vecino país báltico, mientras el Senado instó al presidente, Vladímir Putin, a romper las relaciones diplomáticas con Estonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50