Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ros Casares dice que la adjudicación de Izar tropieza con "planes urbanísticos"

Franciso Ros Casares, consejero delegado del Grupo Ros Casares, afirmó ayer ante un grupo de periodistas que "la adjudicación" a la empresa metalúrgica de la fábrica de motores de Izar Manises "sólo tiene un enemigo, los planes urbanísticos" que afectan al suelo sobre el que se levanta la factoría. El alcalde de Manises, del PP, y la alcaldesa de Quart de Poblet, del PSPV, sin embargo, aseguraron que ni en uno ni otro municipio se ha presentado ningún plan urbanístico que afecte a los terrenos de Izar Manises, "una parcela muy jugosa", según varias fuentes.

La fábrica de motores de Izar Manises es el único activo de los astilleros públicos Izar que está pendiente de adjudicación o reconversión en la nueva empresa pública Navantia. El grupo metalúrgico Ros Casares es la única empresa que opta a la adjudicación de Izar Manises por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que liquidó el resto de astilleros y factorías de Izar hace meses.

Una serie de objeciones de parte de la Unión Europea, primero, y "la fragilidad" de los planes industriales para reflotar la fábrica de Izar Manises, después, según una fuente del PSPV vinculada al proceso, mantienen congelada la adjudicación definitiva.

Francisco Ros, por su parte, defendió ayer la bondad de la propuesta industrial formulada por Ros Casares. "El plan prevé que el 65% de los ingresos procedan de la fábrica de motores y el 35% restante de otras actividades, entre ellas la fundición" que alberga la factoría. "Hemos ofertado la fabricación de once motores y tenemos solicitudes para optar a la fabricación de otros 48", siguió el consejero delegado.

Pero las opciones están a expensas de la efectiva adjudicación de la factoría. Los avales presentados por Ros Casares vencen el 30 de abril. Si no los retira antes, la comisión de liquidación de la SEPI, que ya ha autorizado la adjudicación, según una fuente sindical, remitiría el acuerdo al Gobierno para que acordara la privatización de la empresa en Consejo de Ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2007