Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las chicas dan la nota

Dover, Buika, Nena Daconte y Estrella Morente triunfan en los Premios de la Música

La charanga de la orquesta Pinha animaba desde las 11.00 horas la estación de Atocha, punto de partida hacia los XI Premios de la Música. Gorras hip-hoperas, tatuajes y gafas oscuras daban pistas sobre dónde se ubicaba el Tren de la Música. Según lo previsto, la próxima estación no era esperanza, sino Córdoba.

Entre los que se subieron a este tren estaban Pedro Iturralde, ganador del premio a Toda una Vida y Jorge Drexler, galardonado con el premio al mejor álbum por 12 segundos de oscuridad". A esas alturas nada hacía sospechar que la velada se iba a teñir de rosa. Pero ocurrió.

Dover se llevó tres de las seis nominaciones -mejor vídeo, producción y álbum de pop alternativo-, Nena Daconte (mejor artista y autor revelación) y Buika (mejor álbum de canción española y mejor producción artística) triunfaron por partida doble. Y Estrella Morente con su Mujeres obtuvo el de mejor álbum de flamenco.

En el tren charter faltaron los artistas que actuaron en directo en la gala. Había que ensayar. Dover abrió la fiesta con el tema que ha hecho estragos en las pistas, Do ya. Alejandro Sanz que empató con Dover en número de nominaciones se quedó sin ningún premio. Por el escenario pasaron la copla de Falete y los acordes clásicos de Pagagnini interpretados por Malikian, el pop aflamencado de Melendi -premio a la mejor gira-, la electrónica de Fangoria, el toque mestizo de Macaco y la Negra... Pero antes de que la banda madrileña subiera el telón del Gran Teatro de Córdoba, un representante del Colectivo Cultura Libre clamaba contra "la cultura del mercadeo" y el canon digital. Frente a las cámaras la ministra de Cultura, Carmen Calvo, defendía que "hay que pagar por la música".

Sobre el escenario la China Patino aclaraba que anoche se celebraba "la pluralidad musical" y "la libertad para elegir, crear y sentir". Y decía enigmática: "El arte, como la vida si no cambia está muerto". Ahí acabaron las reflexiones y arrancaron los premios. Ángel Ruiz tomó el relevo como presentador. Fito y los Fitipaldis obtuvieron dos importantes, mejor álbum de rock y mejor canción con Por la boca vive el pez. Calamaro recibió el premio de música tradicional y Enrique Bunbury se alzó con el de rock alternativo.

Joan Manuel Serrat -mejor álbum en catalán Cremant Núvols- pidió que el castellano también esté reconocido en estos premios "como el euskera, el catalán, el gallego y el asturiano", antes de entregar el Premio de Honor a Raimon. El valenciano no piensa retirarse y citó al Gran Capitán: "Yo no digo mi canción sino conmigo va".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 2007