El veto del PP al Grupo PRISA

Gallardón: "Es anómalo, no tendría que haberse producido"

El alcalde de Madrid se aparta ligeramente del mensaje del PP

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se apartó ayer ligeramente del mensaje de su partido sobre el boicoteo al Grupo PRISA al considerar que "no tendría que haberse producido" y abogar por solucionarlo "cuanto antes". Por el contrario, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, volvió a cargar por segundo día contra el Grupo PRISA. "No podemos aceptar las injurias, las calumnias y los insultos", afirmó.

Más información

Ruiz-Gallardón aseguró ayer en Barcelona que la decisión del PP, su partido, de boicotear a los medios del grupo PRISA no acudiendo a ellos para entrevistas, debates o tertulias es "una situación anómala que no tendría que haberse producido", informa la agencia Ep. "Hay que trabajar para buscar soluciones para resolver cuanto antes esta situación que no agrada a nadie", aseguró.

Ruiz-Gallardón hizo estas declaraciones en Barcelona, durante una visita al templo de la Sagrada Familia junto al candidato del PP a la alcaldía de la ciudad, Alberto Fernández Díaz. El alcalde de Madrid afirmó que la decisión del PP "no es un ataque a la libertad de expresión", aunque reconoció que "no es una situación normal".

El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona aseguró que la decisión del PP de "no conceder entrevistas" a los medios del grupo PRISA "no es un boicot". "La concesión de entrevistas a los medios es un derecho que tenemos los políticos", recalcó.

En esta línea también se manifestó ayer el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, que reclamó para su formación el respeto a "la política en materia de comunicación que nosotros decidamos", informa Efe. En Huelva, durante una mesa redonda con mujeres de su partido, Arenas repitió parte del mensaje que había lanzado el día anterior en Jaén. "El Partido Popular acepta las críticas, pero lo que no podemos aceptar son las injurias, las calumnias y los insultos, porque si nosotros respetamos que haya medios de comunicación que critiquen al PP, también tienen que respetarnos profundamente la política en materia de comunicación que nosotros decidamos, qué entrevista concedemos y en qué programa participamos", planteó.

El sábado, en Jaén, Arenas, también aludió al boicot: "No puedo aceptar bajo ningún concepto que alguien intente sacar al PP del juego democrático ni tampoco que alguien diga que al PP le gusta la guerra; al PP le gusta la libertad. Y no vale que cuando se manifiesta la izquierda eso sea el ejercicio de un derecho democrático y cuando nos manifestamos nosotros sea un ejercicio antidemocrático", informa Ginés Donaire.

La Federación de Sindicatos de Periodistas, que integra a siete organizaciones sindicales de Cataluña, Galicia, Madrid, Baleares, Canarias, La Rioja y Andalucía, rechazó ayer el veto del PP al Grupo PRISA y la actitud del PSOE de no acudir a los debates de la autonómica Telemadrid.

En un comunicado, la organización explicó que cada partido tiene "todo el derecho a llevar a cabo la política informativa que considere pertinente, pero no debe intentar que los periodistas se involucren en el debate político". Añadió que "boicotear a un grupo de comunicación por estar en desacuerdo con las declaraciones de un empresario no se sostiene en un sistema democrático".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 25 de marzo de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50