Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA CEBIT

El 'software' con módulos a medida de las empresas gana terreno

Las empresas que desarrollan aplicaciones han tenido un especial protagonismo este año en la feria alemana, debido al auge que ha cobrado en los últimos meses la arquitectura orientada a servicios, conocida comúnmente por sus siglas SOA (Service Oriented Architecture). Este tipo de arquitectura de aplicaciones informáticas se distingue de los clásicos programas en que está formada por módulos independientes que se pueden compartir para distintas tareas y ser accesibles a través de Internet. Hacer una aplicación a medida del cliente es más sencillo, porque se parte de módulos muy probados, y las tareas resultan más fiables y robustas.

Massimo Pezzini, analista de Gartner y especialista en el tema, destaca que SOA no es nuevo sino que es una evolución de las arquitecturas de aplicación existentes hasta ahora. Su importancia radica en que se pueden hacer aplicaciones específicas para empresas medianas e incluso pequeñas sin un coste excesivo, lo que hace que puedan haber más suministradores y clientes gracias al SOA. "Para las empresas europeas de software, SOA ofrece una magnífica oportunidad de establecer alianzas y hacer frente a los grandes suministradores", opina el máximo responsable ejecutivo de Software AG, Kart Heinz Streibich.

Software AG se ha fijado como meta facturar mil millones de euros en cinco años, más del doble de lo actual, gracias a la emergencia del SOA, del cual es uno de lo máximos especialistas. Detrás de este tipo de arquitectura orientada a servicios están también las grandes empresas de aplicaciones, como IBM, Oracle o Microsoft. Se calcula que el mundo SOA mueve ahora unos 60.000 millones de euros y podría llegar a los 100.000 millones en el 2010.

Software AG lideraba en Cebit un inmenso recinto denominado SOA World, en el que estaban reunidos gran número de empresas y se hicieron numerosas presentaciones para explicar las ventajas de este enfoque de las aplicaciones y la posibilidad que ofrece a los clientes de tener una infraestructura más controlada y asequible. "Los beneficios del SOA son reales y se pueden medir, especialmente en agilidad y aumento de la productividad de los usuarios", asegura Pezzini. Según Gartner, SOA está ahora en la fase de despegue definitivo.

Peter Kürpick, miembro del consejo ejecutivo de Software AG, considera que SOA es fundamental para las empresas españolas que quieran competir en el entorno global en que se mueve el software y que por su dimensión encuentran dificultades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2007