Entrevista:Yolanda Villavicencio | Primera candidata extranjera a la Asamblea regional | La carrera preelectoral: faltan 71 días

"Antes era todo más fácil"

Yolanda Villavicencio Mapy (Bogotá, Colombia, 1962) llegó a España en 1987 huyendo de la "crisis latinoamericana que se avecinaba". Antes, su madre, de padres indígenas, ya había tenido que abandonar Tolima por la violencia política en los años cincuenta en esa zona de Colombia.

Ahora, 20 años después de poner un pie en Barajas, Villavicencio, listas del PSOE mediante, es la primera mujer latinoamericana que opta a un escaño en un Parlamento autónomo español y la segunda inmigrante con serias opciones de conseguirlo (el primero fue el diputado en el parlamento catalán Mohammed Chaib, del PSC). Ocupa el puesto 34 de la lista. En 2003, los socialistas obtuvieron 44 escaños en la Asamblea regional. Ella lleva siete años en el partido y es presidenta desde 1997 de la Asociación América, España Solidaridad y Cooperación con Colombia (Aesco). Es licenciada en Económicas y Empresariales.

Pregunta. ¿Cuándo y por qué llegó a España?

Respuesta. Llegué en 1987 con mi hija y mi esposo, porque no encontrábamos expectativas en Bogotá. Empezaba la crisis latinoamericana y pensamos que en España habría más oportunidades.

P. ¿Cómo fue la adaptación?

R. Tardé en ubicarme, pero entonces había más oportunidades que ahora para los recién llegados de fuera. Empecé a trabajar en un grupo de investigación sobre el VIH. Recuerdo que entonces era difícil encontrar locutorios y mantenía una gran relación epistolar con mi familia. También les llamaba, pero era más difícil.

P. ¿Por qué España?

R. No sé. Entonces era impensable que España se convirtiera en un país de inmigración. Éramos muy pocos de fuera y se pensaba en volver a los países de origen.

P. ¿Y era peor por ser pocos?

R. Era mucho más fácil antes. Sobre todo, la inserción laboral.

P. ¿Había más o menos actitudes xenófobas?

R. Menos. Pero las que se dan ahora no pasan de ser anécdotas. Ahora se toma con más naturalidad a la gente de otras razas. Somos más cosmopolitas. Además, la sociedad española tiene a las mujeres de otras razas metidas dentro de sus casas. La gente sabe que la emigración aporta.

P. ¿Ha sentido rechazo por su origen o sus rasgos físicos?

R. No.

P. ¿Por qué fichó por el PSOE?

R. Por inquietud personal siempre he seguido los temas sociales. Al llegar a España se hizo necesario ayudar a los que llegaban y tenía problemas de desarraigo y de comunicación. Así creamos nuestra asociación, Aesco. Luego elegí un partido que pensé que podría incluir a las personas nuevas.

P. ¿Su tarea en la Asamblea va a ser sobre inmigración?

R. Es en lo que tengo experiencia.

P. ¿Le van a dejar desarrollar sus proyectos?

R. Soy parte de un movimiento de asociaciones que tiene unas aspiraciones sobre la inmigración y creemos que el PSOE también quiere tener esa mirada inclusiva. Hasta ahora este debate ha estado lejos de la política, pero ahora es un reto importante para la sociedad en su conjunto.

P. ¿Le da miedo que se utilice su imagen, quedar como una figura decorativa?

R. No. Me usarían si sólo hubiese sido un gesto. En este caso voy a estar en un espacio en el que se toman decisiones y podré oponerme. Es una aspiración de todo el movimiento asociativo.

P. ¿Qué le dice que en Madrid haya un millón de extranjeros y en la Asamblea regional usted vaya a ser la primera?

R. Por supuesto, que en general los inmigrantes deben tener una participación mucho mayor.

P. ¿Cuál va a ser su tarea en la campaña?

R. No sé. El partido tiene una estructura y estamos en la fase de contactos para ir confeccionando el programa.

P. Pero ¿asistirá a los mítines?

R. Sí, supongo que sí. Si lo hacen todos los candidatos...

P. ¿La percepción de los españoles sobre los inmigrantes ha mejorado o empeorado?

R. Lo novedoso siempre asusta. Pero creo que tras estos años la sociedad es más consciente de la necesidad de la convivencia.

P. ¿Y de los colombianos?

R. Hubo un estudio del sindicato de policía que desmiente la mala imagen de los colombianos en España. El tema de los delincuentes no tiene nada que ver con la inmigración.

P. ¿Se siente señalada por ser la única de origen inmigrante?

R. Me llaman mucho porque me conocen antes del movimiento asociativo. Creo que la gente está sorprendida, pero que lo ve como algo muy positivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción