Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV considera "imposible" un acuerdo con EA sobre el Impuesto de Sociedades

El PNV suspendió anoche sin previo aviso la reunión que iba mantener con representantes de EA en Bilbao para intentar pactar un nuevo tipo del Impuesto de Sociedades en torno al 30% "ante la imposibilidad de alcanzar acuerdo alguno" con el partido de Begoña Errazti. La reunión había sido forzada por EA, ya que el PNV necesita sus votos para sacar adelante el impuesto en Guipúzcoa. EA rechaza el tipo reducido del 28% (el 24% para las pymes) pactado por las tres diputaciones y el Gobierno en el seno del Órgano de Coordinación Tributaria (OCT).

El PNV y el PP, los dos únicos partidos que apoyan el nuevo tipo, suman mayoría para sacarlo adelante en las Juntas de Vizcaya y Álava, no así en Guipúzcoa.

El PNV, que el miércoles había considerado posible un pacto con EA, tiró finalmente anoche la toalla y difundió un comunicado en el que achaca exclusivamente a la actitud de este partido, con el que gobierna en dos de las tres provincias y el Ejecutivo, la "responsabilidad de una posible desarmonización".

Trabajo conjunto

La nota explica que el consenso de las instituciones en torno al tipo del 28% ha sido el fruto de un año de trabajo conjunto que garantiza la armonización fisacal, y se trata de un acuerdo de "rango institucional no partidario". "Lo que en el fondo está en discusión no es el tipo de gravamen, sino la propia decisión de las instituciones" vascas, añade.

El PNV concluye que "seguirá trabajando" para que los proyectos de norma con el nuevo tipo ya aprobados tanto en el OCT como por las diputaciones salgan finalmente adelante en las tres Juntas Generales.

La decisión del PNV abre una brecha con su socio, pero mantiene la paz en las diputaciones. Álava, gobernada por el PP, ya ha dicho que no acepta nada que no sea el 28% y la Diputación de Vizcaya, en manos peneuvistas, había hecho llegar a la dirección de su partido su profundo malestar por la nueva negociación con EA. Los dos puntos por encima de lo ya pactado supondrían más de 100 millones de euros de tributación extra sobre los beneficios empresariales.

Fuentes próximas a la negociación señalaban horas antes de su ruptura que ésta parecía ir por buen camino y que el PNV se inclinaba por aceptar casi todas las enmiendas que había presentado EA y que planteaban un tratamiento fiscal más beneficioso par las cooperativas y deducciones de hasta el 30% en inversiones para reducir la siniestralidad, de hasta el 10% por inversiones tecnológicas y formación profesional y de hasta el 15% a los planes de previsión de las EPSV.

Las Juntas alavesas debaten hoy en comisión el dictamen del proyecto de norma foral que fija el nuevo tipo. Lo más previsible es que el PNV apoye hoy el proyecto de norma y que esta provinci sea la primera en aprobarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007