Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte detendrá su programa nuclear si se levantan las sanciones

EE UU ve signos de que Pyongyang prepara el cierre de su mayor central

Corea del Norte está dispuesta a cerrar su principal central nuclear -la de Yongbion- y admitir el regreso de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) si Estados Unidos levanta las sanciones económicas que le impuso en septiembre de 2005 y recibe la ayuda comprometida. Así lo aseguró ayer Mohamed el Baradei, máximo responsable del OIEA, en Pekín, a su regreso de Pyongyang.

El Baradei pasó un día en la capital norcoreana para negociar la puesta en marcha del acuerdo alcanzado el pasado 13 de febrero, por el que el régimen de Kim Jong-il se comprometió a poner fin a su programa de armas atómicas a cambio de ayuda energética y económica y la normalización de las relaciones con Washington. Se trata de la primera visita que realiza un miembro de ese organismo de la ONU a Corea del Norte desde que sus inspectores fueron expulsados a finales de 2002, poco después de que EE UU acusara a Pyongyang de mantener un programa de enriquecimiento de uranio, en contra de lo pactado en 1994, y suspendiera la ayuda comprometida.

La República Popular Democrática de Corea ha dicho que espera la descongelación de sus fondos en un banco de Macao,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2007