Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El único fabricante español de móviles suspende pagos para reducir su deuda

La firma malagueña Vitelcom, único fabricante español de teléfonos móviles, ha decidido pedir al juez que abra un concurso de acreedores para ordenar el pago de su deuda, que le ha llevado a una situación límite. La Junta de Andalucía y Telefónica (que ha asegurado un pedido de nueve millones de móviles en tres años) se han comprometido a apoyar el plan de rescate de la compañía, pero las multinacionales interesadas (la estadounidense Sentex ha firmado un preacuerdo de compra) exigen una reducción de la deuda, valorada en 61,3 millones.

El consejero de Innovación de la Junta de Andalucía, Francisco Vallejo, indicó ayer que la petición de la firma facilitará la designación de las autoridades judiciales "en unos días" y la vuelta a la actividad de la fábrica, que emplea a 400 personas. "Con una administración nombrada por un juez es posible lograr un acuerdo con los acreedores para una quita en la deuda y una demora en el pago, lo que permitiría una situación más positiva para un nuevo accionista que quisiera entrar en la empresa", indicó Vallejo. Los trabajadores han convocado movilizaciones esta semana para protestar por su situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2007