Amsterdam autoriza el derribo del árbol de Ana Frank

El Ayuntamiento de Amsterdam (Holanda) acaba de conceder el permiso para cortar uno de sus árboles más famosos. Es el que veía Ana Frank, la niña judía oculta con su familia de los nazis hace sesenta años, por la ventana de su escondite. La muchacha reflejó en su diario, que ha conmovido a millones de personas, cómo veía pasar las estaciones mirando las flores de ese castaño de 150 años que ahora va a ser talado porque un parásito lo ha dañado hasta la muerte.

El dueño de la parcela donde se encuentra el árbol, a pesar de tener ya el permiso, no podrá cortarlo durante las próximas seis semanas, periodo de presentación de alegaciones de los ciudadanos, explica el ayuntamiento. Aunque también insiste en que se trata de un árbol de 27 toneladas que, profundamente enfermo, se puede derrumbar en cualquier momento. Las protestas de grupos ecologistas y del Museo de Ana Frank han conseguido que un esqueje del viejo árbol sea replantado en el mismo lugar, informa la BBC.

Más información
'El diario de Ana Frank', ahora en musical

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. A. Aunión

Coordinador del espacio de Educación de EL PAÍS. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS