Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España rebasa los límites de la Unión Europea sobre publicidad televisiva

La Comisión abrirá al Gobierno español un procedimiento de infracción

La Comisión Europea ha detectado que las televisiones españolas no respetan las restricciones publicitarias (12 minutos por hora) que establece la Ley de Televisión sin Fronteras. Este incumplimiento provocará la apertura de un procedimiento de infracción contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Habrá problemas entre España y la Comisión", augura la comisaria comunitaria Viviane Reding.

Europa está inmersa en la elaboración de una nueva directiva que regulará aspectos como las normas publicitarias, el porcentaje de emisión de programas de origen comunitario o el papel de los consejos audiovisuales. La comisaria europea de la Sociedad de la Información, Viviane Reding, afirmó recientemente a EL PAÍS que la ley en marcha "no cambiará la cantidad de anuncios permitida" porque el objetivo no es "tener una televisión del tipo estadounidense, donde los programas simplemente acompañan a los anuncios".

"En Europa es al revés", matiza, y añade que hay dificultades a la hora de aplicar las restricciones. "La Comisión tiene problemas con España y abrirá un procedimiento de infracción porque el Gobierno español no está cumpliendo la ley europea, en concreto en la limitación de los 12 minutos. Habrá problemas entre España y la Comisión". De hecho, en 2005 el Gobierno impuso a los operadores multas por exceso de publicidad que sumaron 1,8 millones de euros.

La comisaria considera que el problema es "del sistema", que "no está funcionando". Apunta que "los anunciantes incumplen y las autoridades no hacen cumplir la ley" y "el resultado es que en España hay más anuncios de los que debería".

La ley establece que los anuncios publicitarios en televisión no superarán el 15% del tiempo diario de emisión, lo que representa un máximo de 3,6 horas. Si se incluye la televenta, ese porcentaje sube al 20%, si bien el máximo de programas de televenta es de tres horas diarias.

La nueva directiva regula todas las formas publicitarias, desde anuncios convencionales hasta patrocinio, pasando por product placement (emplazamiento de producto). Esta última se utiliza especialmente en las series y consiste en colocar determinadas marcas en el decorado.

"Hoy el product placement es una verdadera anarquía en Europa. Está prohibido en unos países, mientras que en otros está permitido", comenta Reding. "Lo que yo quiero", añade, "es proteger al consumidor y que esté informado de cuándo hay un product placement. Luego podrá decidir si quiere ver ese programa o no. Aún así, hay algunos sectores de la población y algunos programas que deben estar protegidos. Estará totalmente prohibido en las emisiones infantiles, así como en los telediarios o en los documentales. Estos son los valores europeos".

Aunque es consciente de que este sistema sirve para obtener recursos financieros para desarrollar producciones europeas como, por ejemplo, de ficción, se pregunta cuál es la alternativa: "En Francia, por ejemplo, el product placement en las películas y en las series está permitido y no creo que nadie pueda decir que las producciones francesas son de baja calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de marzo de 2007