Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana defiende que los europeos participen en el escudo antimisiles

Los ministros de Defensa de la UE aprueban la reducción de sus tropas en Bosnia

Javier Solana, alto responsable para la política exterior y de seguridad de la UE, defendió ayer la autonomía de los países para suscribir acuerdos con Washington, como el pactado por Polonia y la República Checa, para instalar un sistema antimisiles en su territorio. Solana habló después de que los ministros de Defensa de la UE aprobaran el plan escalonado de reducción de tropas en Bosnia-Herzegovina. Las españolas se reducirán de 500 a 272 militares.

"Cada país es libre de aceptar lo que quiera para contribuir a lo que considere necesario para su defensa", dijo Solana como respuesta a las objeciones de Moscú al concierto de Washington con Varsovia y Praga para instalar un sistema antimisiles. "¿Hay amenaza?

[como alega Estados Unidos con respecto a Corea del Norte e Irán]. Es cuestionable. ¿La habrá en el futuro? Habrá que considerarlo. Los europeos no estamos pensando en crear tal sistema de defensa antimisiles. Los países son responsables. Nadie puede imponerles decisiones sobre su propia seguridad".

Solana había participado en la reunión de la ciudad alemana de Wiesbaden en la que los ministros de Defensa estuvieron de acuerdo en abordar un plan de retirada de Bosnia en cuatro fases que supondrá -en el mejor de los casos, pero no con certeza- la desaparición de los soldados europeos a finales del año 2008.

La primera fase culminará en verano, según el ministro alemán de Defensa, Franz Josef Jung, con el repliegue de unos 2.500 efectivos. Esta reducción se hará de forma gradual y entre los primeros en ejecutar el recorte estarán los españoles, que del medio millar pasarán a ser 272 dentro de dos semanas.

"Los problemas de Bosnia no son militares, sino de naturaleza política y orden público", explicó el ministro José Antonio Alonso al glosar la reducción en el contingente español. Alonso señaló que en la nueva misión España tendrá el mando del batallón multinacional basado en Sarajevo al que contribuirá con una compañía. España contribuirá también con una sección de reconocimiento, cuatro equipos de enlace y observación y una unidad de información. El ministro dijo que pese a la reducción, el ajuste de la misión "permite mantener la tradicional presencia en Mostar", iniciada a comienzos de los noventa.

En Wiesbaden se resaltó lo imprescindible de que haya una perfecta coordinación entre la UE y la OTAN en Kosovo, una vez que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas haya pactado un nuevo estatuto para el territorio cuya supervisión corresponderá a la UE, que aportará unos 1.400 efectivos para la formación de policías y jueces. "La UE estará preparada para hacer lo que la futura resolución del Consejo de Seguridad le pida que haga", aseguró Solana. España, por el momento, "mantiene sus 640 soldados en el territorio y participará en el futuro en la cuota que le corresponda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007