_
_
_
_

Varios radicales insultan y agreden a una edil del PSE en Elorrio

Varios radicales insultaron y golpearon con la mano a la portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Elorrio en el transcurso del pleno celebrado ayer en este consistorio vizcaíno. El líder de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, censuró los hechos y exigió a los dirigentes de Batasuna que condenen estas agresiones y desautoricen a ese "grupos de fascistas" por intentar "acallar la voz de un representante legítimo de la voluntad popular".

El objetivo de las iras de los ilegalizados fue de nuevo la portavoz socialista en ese municipio vizcaíno, Mari Carmen Muñoz, que en mayo pasado ya fue objeto de injurias y amenazas por parte de los abertzales.

Ayer, el edificio consistorial amaneció cubierto de pintadas con las siglas del PSE en el centro de unas dianas y con lemas en los que se tachaba de "asesinos" y "fascistas" a socialistas y peneuvista. El día se presentía caliente, al igual que el pleno, según confesó tras la agresión a Muñoz el alcalde de Elorrio, Agustín Asúa.

Al calor de una reivindicación vecinal en protesta por la aprobación de una modificación urbanística para construir un polígono industrial se colaron también en el pleno varios radicales que portaban pancartas en favor del etarra Iñaki de Juana Chaos. Ante los silbidos y abucheos, el alcalde decidió suspender el pleno y continuarlo a puerta cerrada.

"Asesina"

Según relató posteriormente la propia Muñoz, cuando pretendían abandonar el salón de plenos, los radicales le cortaron el paso a ella, a su compañero de partido y al alcalde, pese a la presencia de la Policía Municipal. Fue en ese momento cuando recibió "dos manotazos" de uno de los radicales y una lluvia de insultos y gritos de "asesina", contó a Efe. Los ediles pudieron abandonar el salón cuando acudieron los antidisturbios de la Ertzaintza (policía vasca). Al término del pleno, los agentes hicieron un cordón de protección a los concejales y se reprodujeron los insultos, mientras Muñoz les respondía al grito de "cobardes".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

En Elorrio, el PSE conoce bien el precio de la ilegalización. En noviembre de 2005, y a sus 70 años, Adolfo García Herrero, el compañero entonces de Muñoz, abandonó el puesto de concejal después de que desconocidos pintaran junto a su domicilio lemas amenazantes como "fascista", "asesino" y "terrorista".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_