Zapatero apoya el plan de Chaves sobre el Estatuto y los plazos de la deuda histórica

Ambos presidentes coinciden en impulsar el "potencial social" de la reforma

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó ayer al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, su respaldo al desarrollo del Estatuto andaluz y al cumplimiento de los plazos para la devolución de la deuda histórica, que se materializará, como máximo, en 18 meses para su negociación y en tres años para su liquidación. Nueve días después de la celebración del referéndum, en el que else impuso al no, pero con una abstención del 63%, Zapatero y Chaves concertaron en La Moncloa el calendario del desarrollo estatutario.

Más información

Ante la importante abstención en el referéndum estatutario, el presidente de la Junta de Andalucía contó con la complicidad del jefe del Ejecutivo central en su pretensión de agilizar el desarrollo del Estatuto y de poner en valor "su potencial como instrumento de transformación social para mejorar el bienestar de los andaluces", como señaló Chaves al finalizar el encuentro de hora y media que mantuvo con Zapatero.

El presidente de la Junta andaluza anunció al jefe del Gobierno central, en su línea de agilizar el desarrollo del Estatuto, que el próximo martes el Consejo de Gobierno de la Junta comenzará la tramitación de la Ley del proyecto de creación de la Agencia Tributaria de Andalucía a la que seguirá, inmediatamente, la formación del Consorcio entre la Agencia Tributaria de Andalucía y la Agencia Tributaria del Estado.

También contó Chaves con la aquiescencia de Zapatero en la presentación de su calendario de leyes sociales. "He encontrado en el presidente del Gobierno el compromiso y apoyo en este proceso de desarrollo estatutario", dijo Chaves. En marzo, precisó el presidente de la Junta de Andalucía al del Gobierno central, se remitirá al Parlamento andaluz la Ley del Consejo Genético; en mayo se tramitarán la Ley de Igualdad y la Ley contra la violencia de género. En cuanto a la Ley de Educación, se remitirá en junio y Chaves también cuenta, según informó a los medios de comunicación, que la Ley de Dependencia se presentará en el Parlamento antes de terminar el verano.

Calendario

También encontró Chaves el apoyo de Zapatero en el calendario sobre la devolución de la deuda histórica de Andalucía, que recoge la disposición adicional segunda del nuevo texto estatutario. Así, Chaves informó, tras el encuentro con Zapatero, que coincidió con el presidente del Gobierno en considerar como "plazos máximos" los contenidos en el Estatuto de autonomía, con lo que "la negociación permitirá acortar en lo posible esos plazos".

Los plazos que fija el nuevo Estatuto de Andalucía son de 18 meses para la negociación de la deuda histórica y de tres años para la liquidación de la misma.

A este respecto, Chaves anunció a Zapatero la constitución inmediata, dentro de la Comisión Mixta Paritaria, de los grupos de trabajo que fijen los criterios, el alcance y la cuantía que conlleven a la liquidación definitiva de la deuda.

También informó a Zapatero de su compromiso para finalizar los trabajos técnicos para el traspaso de la competencia de la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir para antes de que finalice la legislatura, lo que "coincidirá en el tiempo" con la aprobación de la futura Ley de Aguas que prepara el Gobierno central. Chaves insistió a los medios de comunicación su certeza en la constitucionalidad del artículo 51 del Estatuto de Andalucía que regula dicha competencia así como su "perspectiva solidaria".

Ante el recurso ante el tribunal Constitucional anunciado por el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, a dicho artículo del Estatuto, Chaves defendió su "legitimidad" para presentarlo y expresó su voluntad de reunirse con Rodríguez Ibarra y el presidente de la Junta de Castilla La Mancha, José María Barreda, reticente, también, a este asunto. El objetivo de la reunión sería despejar dudas sobre las pretensiones de la Junta de Andalucía.

Consenso

En el terreno estrictamente político, Chaves expresó su voluntad de tratar de lograr el "máximo consenso" de los partidos de la oposición en los asuntos más importantes y polémicos como la deuda histórica, el traspaso de competencias sobre el Guadalquivir y el desarrollo legislativo del Estatuto. "Quiero hacer del consenso un instrumento importante para poner en marcha el desarrollo del Estatuto", proclamó Chaves al finalizar su reunión con Zapatero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50