Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Trabajo y tabaco

Soy camarera en un bar de menos de 100 metros cuadrados y sufro las incongruencias de la ley 28/2005 de 26 de diciembre, por la que el Estado cuida de la salud de todos los trabajadores españoles, salvo de la de gran parte de camareros, que seguimos respirando el humo de cigarrillos que no fumamos. ¿Nuestra salud no es digna de protección?

En estas fechas se negocia el nuevo convenio de hostelería, y pedimos el uso obligatorio de mascarilla en el trabajo y un plus de toxicidad. Porque se supone que todos somos iguales, ¿no?

Deberían colocarse en estos locales donde se permite fumar cartelones bien grandotes, como las "esquelitas" de las cajetillas de tabaco, en los que se advirtiera a la gente del peligro que corren allí. ¿Se imaginan algo así, pero de 15 metros cuadrados: "Permanecer en este local provoca cáncer mortal de pulmón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de febrero de 2007